post icon
Titulo original: Hostel
Director: Eli Roth
Elenco: Jay Hernandez, Derek Richardson, Eythor Gudjonsson
Duracion: 95 min.
Pais de origen: USA
Año: 2005
nota

Desde que me hablaron de Hostal que quería verla, de hecho, me entere de la cinta “de Tarantino” cuando la peli de Kane –“See no evil” estrenaría trailer solo en las funciones precederas a Hostal.

Bueno, resulta que hace unos días fui al cine a ver la mentada cinta de Eli Roth, el “newest kid on the block” y la desilusión fue grande.

Hostal es tan explicita como puedan imaginar, pero el peligro del gore radica en eso, o sea, es su fuerte y debilidad. Cuando uno de los torturadores quemaba con un soplete el ojo de una chica asiática, me dio risa. El globo ocular colgando y ella gritando…las pelotas, ya no me creo nada de lo que veo.

Pero bueno, esta película da todo lo que las otras evitan para ser tildadas de sutiles y ser clasificadas para “toda audiencia”. ¿No puede alguien tomar un buen guión y darle un toque hardcore? O sea, una buena idea y escenas explicitas (sigan tratando que algo funcionara).

Después de ver varias luchas de Wrestlemanis 22 (en la bitácora) me doy cuenta que es mucho mas violento ver las luchas de Cactus Jack y Edge que a un torturador de poca monta haciéndole maldades a los turistas.

Pero bueno, a lo hecho pecho. Eso si, partí al revés y no he contado de que va la peli.

Dos amigotes americanos, deciden irse a mochilear a Europa y reventarse antes de volver a su casa (donde seguramente los espera un “girls gone wild en spring break).

Estando en Amsterdam conocen a un tipo que les dice que las mejores chicas están en Bratislavia, en una hostal de puta madre, que si quieren tener un viaje memorable, tomen el tren y partan.

Una vez allí, no creen lo que ven: el holandés tenía razón. Me cago si me toca algo así, o sea, in-cre-i-ble. Nota mental: Buscar alguna guía con pensiones en Bratislavia.

En fin, resulta que las chicas estaban metidas en un complot para proveer de ilusos a una entidad clandestina que se dedicaba a vender a los turistas a psicópatas que los torturaban por placer en una herrumbrosa fábrica.

Da lo mismo la historia, el fuerte de la cinta es la violencia visual con la que Roth intento perturbarnos…en fin, conmigo, no lo logró.

Mejor suerte con la adaptación de la novela “The cell” de Stephen King. Eli Roth, aun queda camino por recorrer y tiene tiempo para redimirte frente a nuestros exigentes ojos.

PEACE OUT

Comments are closed.