post icon
Titulo original: Whisky
Director: Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll.
Elenco: Andrés Pazos , Mirella Pascual, Jorge Bolani
Duración: 94 min.
Paí­s de origen: Uruguay, Argentina, Alemania y España.
Año: 2004
Pagina oficial

Artículos relacionados

Montevideo, Uruguay. Jacobo (Andrés Pazos) tiene 60 años. Desde la muerte de su madre, a quien cuidó hasta el último dí­a, vive en soledad. Lo único en su vida es su modesta fábrica de calcetines, hoy casi en bancarrota. Marta (Mirella Pascual) tiene 48 años y trabaja para Jacobo desde hace 20. Es la empleada con más experiencia, oficia de supervisora, pero cumple funciones más allá de eso. Marta es la encargada de solucionarle la vida a Jacobo. Es su mano derecha. De a poco, entre los dos fue creciendo una relación de mutua dependencia, casi simbiótica.

Ninguno de los dos podrá vivir sin el otro. A pesar de esto su relación cotidiana es muy fría. Jacobo es parco y nunca habla con Marta de cosas que no están relacionadas con la fábrica. Ella, en algún momento trató de que esto no fuera así­, pero ya desistió, resignada. Herman (Jorge Bolani) es el hermano menor de Jacobo, está casado, tiene dos hijas y una exitosa fábrica de calcetines. Vive en Brasil y hace 20 años que no viene a Montevideo; ni siquiera al funeral de su madre. Al cumplirse un año de la muerte, se tiene que hacer la ceremonia de la lápida (matzeiva) de la madre y Herman avisa que va a venir. Ante la visita de su hermano, Jacobo le pide a Marta que se haga pasar por su esposa durante esos dí­as. Herman siempre fue muy competitivo con su hermano y siempre ganó.

Esta vez, Jacobo quiere por lo menos conseguir un empate. Marta vive el pedido como una confirmación de que ella es más que una empleada. Es el premio a la fidelidad de tantos años. Una situación que por fin va a sacar a Jacobo del ostracismo en que está inmerso. Marta se instala en la casa de Jacobo, todavía con la presencia de la madre y su enfermedad, y plantea la farsa con más entusiasmo que Jacobo. Herman debe pagar por haber abandonado a Jacobo, a su madre y a la fábrica. Pero cuando Herman llega, no es lo que Marta esperaba. Herman es todo lo que ella querría que Jacobo fuera: simpático, abierto, vital. Marta sin darse cuenta al comienzo y coqueteando luego, se va acercando a Herman y esto va a exacerbar los celos de Jacobo. Herman viene a Montevideo a limpiar su culpa por no haber estado cerca de su madre hasta el dí­a de su muerte. Para saldar cuantas con Jacobo, le ofrece dinero. Aunque lo necesita, Jacobo no puede aceptarlo; sólo desea que su hermano parta. Pero la estadía se alarga; un fin de semana, un auto alquilado, un viaje a la playa en el que la farsa, los celos y la traición guiarán a los personajes hacia un lugar del que no podrían volver atrás. “Whisky” es una historia de amor, celos y traición. Un bizarro triángulo amoroso protagonizado por tres personajes decadentes en donde todo lo que se sugiere es mucho peor que lo que se dice.

Aun así­, hay situaciones francamente ridículas y muy divertidas, pero todas y cada una, están colocadas de manera sutil y muy bien “ocultas” dentro de escenas más tristes o derechamente patéticas.

La vida de Jacobo y Marta es muy triste y amargada, pero la llegada de Herman, cambiara todo y abrirá la posibilidad de volver a sonreírle a la vida. De hecho, hay un momento clave, en el cual Marta le cuenta a Herman que “su gracia” es hablar al revés. Y solo cuando esta con el, habla así.

La cinta muestra un Montevideo súper apagado y FOME (muy diferente a la imagen qu tengo de esa bella capital) y la realidad de los personajes viene a confirmar eso que dice que la realidad siempre termina por superar a la ficción (que mas terrorífico que vivir tu vida como Jacobo o Marta).

Buen cine sudamericano. Buena opción.

PEACE OUT

Comments are closed.