post icon
Titulo original: Cinema Paradiso
Director: Giuseppe Tornatore
Elenco: Jacques Perrin, Philippe Noiret, Salvatore Cascio, Marco Leonardo
Duración: 175 min.
Paí­s de origen: Italia
Agno: 1989
nota

¿Cuántas pelí­culas van a tener una influencia tan grande en mi vida? Quizás me sobren dedos para contarlas una vez que este viejo, pero sí que entre esas cintas va a estar Cinema Paraíso.

Una brisa de aire fresco que no hizo más que reencantarme y hacer las pases con el cine. Una joya que todos debiésemos ver aunque sea una vez en la vida. Una fabula para atesorar siempre.

Decir que literalmente me emociono hasta las lágrimas es poco. Y no es un dato menor. Ya que soy un espectador reacio y difí­cil de convencer; es por eso que todas y cada una de las lagrimas que derrame fueron provocadas por una historia maravillosa que toco sentimientos y emociones en mi, como pocas charlas, episodios o recuerdos lo hayan hecho.



Es en momentos como este cuando el refrán “más vale tarde que nunca”, cobra vida.

Nunca había visto esta pelí­cula, y hoy, cae en mis manos la versión del director, la cual dura una hora más que la original.

La trama, para quienes al igual que yo, no hayan visto la pelí­cula, se centra en la vida de Totó.

De hecho, todo parte en la actualidad, cuando Totó -un gran director de cine- recibe una llamada de su anciana madre comunicándole el sensible fallecimiento de Alfredo, su amigo, figura paterna, cómplice y verdadera piedra angular en su vida.

Esa noche, (cuando recibió la llamada) Totó comienza a rememorar su historia junto a Alfredo y todo lo que paso en su infancia y juventud: sus travesuras en el colegio, como descubrió el cine, el sexo, al amor verdadero y la amistad incondicional. En fin, la vida.

Narrada maravillosamente, la cinta entrega un mensaje que me identifico demasiado, y la escena en la cual un joven Totó se despide de su familia y Alfredo en la estación de trenes, la sentí como un atisbo de mi propio futuro.

La verdad es que podría extenderme y extenderme hablándoles de la cinta, pero es tan difícil explicar los sentimientos… Seria tan absurdo tratar de plasmar en palabras lo que vi, escuche y entendí con Cinema Paraíso, que prefiero solo, recomendarles encarecidamente la película.

La sentí “tan mía” que no puedo contarles a ustedes lo que vi. Cada uno vera y sacara en limpio lo que vea. ¿Yo? Yo me doy por pagado y estoy agradecido por la película.

Agradecido por lo que tuve, tengo y tendré.

Definitivamente Cinema Paraíso es una película que atesorare para toda la vida.

CI VEDIAMO

Comments are closed.