post icon
Titulo original: Final Cut
Director: Omar Naim
Elenco: Robin Williams, Mira Sorvino, James Caviezel
Duración: 95 min.
País de origen: USA
Año: 2004
Pagina Oficial

nota

Después que supe que Robbin Williams estaba en un tratamiento para dejar su adicción al alcohol, mi percepción de el, inevitablemente cambió. Ya no es “Patch Adams”, ya no es el “viejo” simpaticón y alegre, sino un hombre maduro, siniestro y adicto al alcohol…en fin, supongo que es el “precio de la fama”. Hay que evadirse de una u otra manera.

Dicho eso, tengo que decir que el papel que Williams interpreta en “Más allá…” le viene como anillo al dedo, puesto que aquí encarna a un hombre frío, distante e individualista, quien no tiene ni un ápice de humor ni bondad.

La historia es bastante atractiva y diferente. De hecho, es como la nueva versión de relity shows que se van a hacer.

Imagen

En un futuro no muy lejano, las familias que así lo deseen, podrán insertar un chip “Zoe” en los embriones de su familia, para que –gracias al chip- toda la vida de esa persona quede registrada. Sus primeros romances, pubertad, niñez, adultez, borracheras etc. Todo esta ahí, para que cuando la persona muera, se pueda hacer un video con las mejores escenas de su vida (algo así como un trailer de la “vida de”).

Este tedioso, pero bien remunerado trabajo, es realizado por editores altamente calificados y confidenciales.

Alan W. Hakman es el mejor de estos editores. Las familias más adineradas acuden a el para que haga los mejores videos de sus difuntos. Gana plata, tiene una novia que podría ser su hija, un laptop revestido en ébano y que se yo, la puta madre Pero “esa” vida, y más particularmente “ese” trabajo, lo ponen en una situación muy difícil, en la cual el conocerá TODA la vida de sus clientes. Incluso sus más oscuros secretos.

Producto de la muerte de un alto ejecutivo de Eye Tech (la empresa encargada de los implantes Zoe), Alan comenzara a recibir visitas por parte de gente interesada en revelar lo que el difunto vio y sabia, con fin de delatar a la empresa y la manera ilícita que tienen para lucrar.

O sea, el pobre Alan, esta entre la espada y la pared, tratando de ser profesional y escapando de estos tipos que harán lo que sea para apoderarse del implante de su nuevo cliente. Además, en medio de todo este barullo, Alan descubrirá que el tiene un implante Zoe y que alguien que pensaba muerto…no lo esta.

Imagen

A mi me gusto la película, pero siento que se podrían haber echo más cosas. La historia es muy potente y la idea de tener todo grabado es súper buena, pero había dos historias paralelas que no congeniaban y en vez de potenciarse, se anulaban.

En mi caso, me hubiese gustado que hubiesen jugado más con la idea de que “esa” persona muerta, acosara a Alan y le diera a la peli tintes sobrenaturales, en vez de irse por una vertiente más moralista y filosófica (espiar o no espiar).

Además, toda la historia de investigar y develar lo que un chip Zoe contenía, se diluyo al final de la película. También debiesen haber profundizado más esa historia (quizás en una secuela).

A fin de cuentas, me quedo con la trama, pero no con la ejecución de la historia.

Espero que Williams se rehabilite y siga deleitándonos con buenas películas. De lo que viene ahora, tengo ganas de ver su comedia “El hombre del año” y una nueva cinta de ficción donde interpreta al mismísimo ¡Theodore Roosvelt! Titulada, “Night at the museum”.

Nos vemos más pronto de lo que creen.

PEACE OUT

Comments are closed.