post icon
Titulo original: An inconvenient truth
Director: Davis Guggenheim
Elenco: Al Gore
Duración: 100 min.
País de origen: USA
Año: 2006
Pagina oficial

nota

¿A que te dedicas cuando has perdido la carrera electoral? Pues a recorrer el mundo predicando su fin.

El documental de Al Gore es efectivamente conmovedor, efectivo y esta muy bien hecho. Pero me cuesta aceptarlo, puesto que viene de Estados Unidos. Huelo segundas intenciones e intereses que poco y nada tienen que ver con nuestro bienestar, pero aun así, no puedo negar lo efectiva y amena que es la presentación del ex candidato al sillón presidencial.

Imagen

Aquí no hay trama propiamente tal, solo una de las miles de presentaciones que Gore ha hecho sobre el tema del calentamiento global.

Además de la presentación per se, de vez en cuando, vemos a un Gore ensimismado en su MacBookPro, preparando el slide-show o recordando su apacible infancia en una típica granja americana.

Pero cuando se trata de demostrar el peligro que enfrentamos, Gore no se ve ni ensimismado, ni melancólico ni evasivo, sino que se transforma en un hombre confrontacional, directo, explicito e incluso lúdico. Y aquí radica lo bueno del documental: incluso el más tonto lo podrá entender.

Gracias a algunos cartoons (sacados de la serie Futuraza) que vienen en la presentación, Gore se las arregla para explicar fácilmente el problema del calentamiento global, como se produce, los efectos a mediano plazo y que medidas podemos adoptar para solucionarlo.

Imagen

De esta forma y en no mas de 90 minutos, Gore deja en claro que el “trabajo era para ayer” y que desde ya debemos empezar a hacer cosas para revertir las funestas consecuencias que nos esperan a corto plazo. De esa forma, al final del documental, se dan sugerencias para que cada uno de nosotros adopte medidas para no producir emisión de gases y contribuir con un granito de arena a la solución de un problema enorme y que obviamente, nos ataque a todos.

Eso si, al final de la disertación, el espíritu “all american” sale a relucir demasiado y pareciese que toda la perorata previa era para los fellow citizens y no para los demás: “Que hemos traído a este planeta la democracia, que destruimos el comunismo, que llegamos a la luna, que aquí que allá”… ¿ven porque sospechaba antes?

A fin de cuentas, un documental necesario y muy interesante el cual debiese ser mostrado en colegios, Universidades, canales de televisión o cualquier otra instancia similar.

Traten de verlo y de verdad hagan algo al respecto, sino, nada de esto valdrá la pena.

PEACE OUT

Comments are closed.