post icon
Titulo original: Tsotsi
Director: Gavin Hood
Elenco: Presley Chweneyagae, Terry Pheto, Kenneth Nkosi, Mothusi Magano, Zenzo Ngqobe
Duración: 94 min.
País de origen: Sudáfrica
Año: 2005
Pagina Oficial

nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

Cuando anoche fui a ver Tsotsi no sabia que esperar. Por un lado podía ser una cinta lacrimógena y por otro, podía ser algo parecido a Ciudad de Dios.

A fin de cuentas, esta cinta ganadora del Oscar a mejor película extranjera en 2005 es una cruza entre ambas ideas.

Tsotsi es un matón que vive en la más extrema pobreza en Johannesburgo (Sudáfrica). Allí se junta con sus amigos para salir a robar y juntar dinero para satisfacer sus vicios.

Tsotsi es el líder y vive al limite. No le importa nada ni nadie, pero en lo más profundo de su corazón esconde dolor, pena y mucha rabia en contra de un a vida injusta y empecinada en marcarlo.

Sus amigos no hacen más que fomentar su estilo de vida y así, la pandilla se gana la vida asaltando y matando a gente en los sectores más pudientes de la ciudad (increíbles los contrastes entre la riqueza mas ridícula y la pobreza mas absoluta).

Pero la disipada vida de Tsotsi cambia cuando asalta a una mujer de clase alta y le roba su auto. En una carrera desesperada por escapar, Tsotsi se sorprende al descubrir que en el asiento trasero se encuentra el bebe de la mujer que acababa de robar.

Imagen

Confundido y sin saber que hacer, el chico mete al niño en una bolsa y se lo lleva a su casa. Allí comienza a operarse un cambio profundo en la vida del chico.

En solo tres días, Tsotsi comienza a ver la vida de otra forma y por primera vez tiene un motivo para vivir. El bebe depara cuidados que el chico no le puede procurar y así se le ocurre llevar al niño a una joven madre para que lo amamante y lave.

Durante las pocas horas que ambos están juntos (ella esta obligada bajo la pistola de Tsotsi) el muchacho siente algo que jamás sintió: cree ser parte de algo parecido a una familia y se enternece al ver como la joven cuida y mima a un bebe que ni siquiera le pertenece.

Pero el camino a la redención se ve interrumpido cuando el periódico local publica un retrato hablado de Tsotsi y toda la policía se pone a buscarlo.

Asustado y muy confundido, el muchacho toma la decisión mas difícil del mundo y decide entregar a “su pequeño” David, el bebe que le cambio la vida y lo hizo atisbar algo parecido a la felicidad.

La película es bastante buena y retrata la cruda vida de muchos niños abandonados, quienes deben recurrir a la violencia para poder procurarse una vida.

De hecho, a través de flashbacks, nos enteraremos de la penosa infancia de Tsotsi y vemos como la violencia se germino en su mas tierna edad, cuando su madre murió y su padre no hacia masque beber y golpearlos.

Esta es la primera película que veo de África y a pesar de ser bastante desalentadora, artísticamente es buena y funciona como un catalizador que delata la terrible vida de algunas personas.

Entiendo que al ver nosotros la vida del chico, comprendemos su pesar y actuar (aunque no lo justificamos), pero si nos ponemos del lado de los padres cuyo hijo ha sido raptado, solo queremos ver como el delincuente paga caro su error.

Fue un acierto mostrarnos la “cara humana” de la delincuencia y a la vez hacer un llamado de atención para erradicar la violencia y tratar con respeto y cariño a los demás. De hecho, el mismo Tsotsi, se da el tiempo de conocer a un invalido al cual pretendía asaltar, y al final, el termina dándole unas monedas al viejo cuando comprende cuan desgraciada ha sido su vida.

Muy buena película, otro acierto de La Tercera en su primer festival de cine.

PEACE OUT

Comments are closed.