post icon
Titulo original: La fiesta del chivo
Director: Luis Llosa
Elenco: Tomas Milian, Isabella Rossellini, Paul Freeman
Duración: 132 min.
País de origen: España, Inglaterra
Año: 2005
Pagina Oficial

nota
Artículos relacionados

Si bien nunca he leído un libro de Vargas Llosa, aun, sé que es uno de los referentes más importantes de las letras latinoamericanas.

El peruano es un referente cuando se habla de literatura y con esa tarjeta de presentación fue a ver “La fiesta del chivo”, basada en una de sus ultimas novelas.

Con chocolatines, una copa de champagne y mucho glamour…se dio por terminado el 5to festival de cine al aire libre que El Mercurio organiza con tanto éxito.

Buena película para cerrar, aunque cruenta y bastante desgarradora.

La fiesta del chivo es una cinta que se desarrolla en la Republica Dominicana. Allí vuelve Uranita, una abogado que va a visitar a su octogenario padre en su cumpleaños.

Pero la visita en si no es tan inocente, ya que Urania va a “hacer las pases” con un pasado que la marco en plena dictadura del general Trujillo.

A medida que la mujer empieza a recordar, veremos como era la vida en Dominicana con Trujillo y el ejercito al mando. Su padre, Secretario de Estado, era la mano derecha del dictador y por lo tanto gozaba de variados beneficios. Ella (Urania) vivía en una casona solariega y disfrutaba de una educación de elite, mientras que el pueblo estaba sumido en la pobreza.

Paralelamente, conoceremos la historias de un grupo de disidentes que alguna vez colaboraron con Trujillo, pero que se vieron ultrajados por el “chivo” (apodo del general), generando un caldo de cultivo que solo germinaba odio contra el tirano.

Urania fue testigo presencial de una época que marco el destino de una nación que por décadas vivió ala sombra del “benefactor” Trujillo. La película retrata de manera magistral ese periodo, desde varios puntos de vista (Trujillo, sus colaboradores, Urania y los comunistas) y al final termina rematando con el atentado que saco a Trujillo del poder.

Imagen

La verdad es que la literatura latinoamericana es el vivo retrato de la vida en este lado del mundo. Las dictaduras, los grupos disidentes, las guerras civiles y los problemas políticos, parecen aparecer con más facilidad “por acá” (ahora estamos peleando ese dudoso liderazgo con medio oriente) y todo eso ser contrasta con la historia de una dulce chica inocente y virginal que debe crecer de golpe y que además, registra en su cuerpo y psiquis los bruscos cambios que vivió el país.

Gran elección para cerrar un muy buen festival de cine. Recomiendo la película de todas formas y espero poder leer la obra del peruano para poder recomendarles mas adelante, sus libros.

PEACE OUT

Comments are closed.