post icon
Titulo original: Texas chainsaw massacre: The beginning
Director: Jonathan Liebesman
Elenco: Jordana Brewster, Taylor Handley, Diora Baird, Andrew Bryniarski
Duración: 96 min.
Paí­s de origen: USA
Año: 2006
Pagina Oficial

nota




También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

“Películas malas de ayer y hoy presentan: La masacre de Texas, el comienzo”

Esa seria una publicidad justa y derecha para esta mediocre cinta de terror.

Recuerdo que cuando fue anunciada hace ya un tiempo, estaba muy entusiasmado con la idea de ver el origen de la familia de Leatherface. Ya saben, me gusta mucho esta franquicia y en el Partenón del terror, Leatherface ocupa un lugar protagónico (al menos para mí­).

Además, como ya sabrán, el remake de la primera cinta tuvo un éxito aceptable y de ahí­ sale la idea de crear una precuela que explique el origen de los caníbales que asolan las carreteras de Texas.

Lo terrible de esta pelí­cula es que es un calco de la anterior (el remake). Supongo que todos los que no quedaron en el casting anterior tuvieron su oportunidad en esta cinta, que no escatima en mostrar litros de hemoglobina pero sufre de anemia a la hora de plantear una trama interesante.

Todo parte cuando una gorda da a luz a un bebe mientras trabaja en un matadero.

La mujer muere en medio de convulsiones y el bebe es echado a la basura. Allí lo recoge una anciana que lo llevara a su casa y dará el nombre de Thomas Hewitt.

El muchacho crece con la anciana, su hermano e hijo. Con el tiempo, “Tommy”, quien nació con un severo retraso mental, una malformación facial y el cuerpo de un luchador de la WWE, entrara a trabajar al mismo matadero donde trabajaba su madre. Allí­ desarrollara el placer de trozar carne. Pero todo cambia cuando el matadero cierra y todo el pueblo queda a la deriva, siendo los Hewitt, la única familia que no emigra.

Como “ratones sin el gato”, los Hewitt dan rienda suelta a sus mas bajos instintos, secuestrando a adolescentes incautos que sufren una percances en plena carretera.

El resto es historia: tripas, una sierra eléctrica clásica y mucha sangre.

Imagen

Yo me aburrí de lo lindo con la película y no tengo como recomendárselas.

Eso si, lo más loco de todo, es que dando vueltas por Internet, me encontré con que la historia es efectivamente verídica. El asesino de Texas se llamaba Ed Gein y se cubrí­a de piel de mujer porque eso era lo que quería: ser mujer.

Lo que no es verdad, es lo de la sierra. Gein las mataba con una pistola y además no era caníbal. Todo el resto es verdad.

Sin más me despido hasta otro comentario.

PEACE OUT

Comments are closed.