post icon
Titulo original: Goodbye Lenin!
Director: Wolfgang Becker
Elenco: Daniel Brühl, Katrin Saß, Chulpan Khamatova
Duración: 121 min.
País de origen: Alemania
Año: 2003
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

Hace tiempo que quería ver esta película. Sabia- por el trailer- que el hijo de una mujer, se empecinaba en esconder los cambios que había sufrido el mundo mientras su madre estaba en coma.

Eso ya me parecía bastante entretenido, aunque la verdad, desconocía el trasfondo de la historia.

Antes de seguir, les cuento la trama: Christiane Kerner se ha separado de su marido y ahora debe criar a sus dos hijos sola. Si esto no fuera suficiente, la mujer vuelca toda su energía en apoyar al comunismo que impera en Alemania del este.

Decidida a generar un cambio –propulsado por el comunismo- Christiane volcara todo su entusiasmo y vida a la obra de Lenin.

Los años pasan, los niños crecen, y Christiane es una importante persona dentro del movimiento comunista. Pero su hijo parece no compartir sus ideas y un día es apresado por la policía por ser considerado subversivo.

Todo el incidente es presenciado por su madre, quien impresionada sufre un infarto que deriva en un coma que se extiende por 8 meses.

En el transcurso de ese tiempo, el muro de Berlín cae y las dos Alemania se unifican.

Paralelamente la selección teutona gana la copa del mundo de 1990 y todos están felices.

Alex, hijo de Christiane, ha comenzado una relación con la enfermera que cuida a su madre y Lara, la hija de Christiane, tiene una pequeña hija junto a su novio.

Todo va “aparentemente bien” hasta que la madre de ambos sale del coma. Impresionados al principio, los médicos le dicen a Alex y Lara, que su madre no puede sufrir impresiones fuertes porque puede tener otro infarto y morir.

Es así como Alex decide disfrazar y manipular la realidad de su madre, editando noticieros con un amigo (eso es demasiado divertido), reciclando productos descontinuados o bien, llevando gente que perteneció al pasado de su madre para hablar de “cuan bien va el comunismo”.

Las cosas se complican de sobremanera cuando Christiane es capaz de caminar y se encuentra con cosas que antes ni imagino.

Imagen

No les cuento más para que vean la cinta que de verdad es buena.

Qué creen ustedes ¿Lo que hizo Alex es amor o egoísmo? ¿Ocultarle la verdad a su madre era lo correcto o quizás todo se le fue de las manos?

Aparte de “esa” historia, la película muestra el importante cambio que sufrieron los alemanes cuando el muro se vino abajo y ambos lados fueron unificados bajo una misma bandera.

También destaco la importancia del fútbol (deporte en general), el cual ayudo a unificar a los alemanes que por primera vez iban a la copa del mundo como un país. El coronarse como campeones del mundo ayudo demasiado en el proceso de transición, haciéndolo “smooth”.

A los actores no los conozco, pero eso fue bueno ya que no relacionaba sus caras con ningún personajes (excepto a Alex que es igual a un amigo).

Como punto aparte, destaco una escena memorable que la encontré muy buena: cuando Christiane sale de su habitación por primera vez después del coma, ve un helicóptero que carga con el torso de una estatua gigante de Lenin que pareciese despedirse de ella (y todos).

Imagen

Para cerrar me quedo con: lo divertida que puede llegar a ser la película, con los errores y aciertos que tiene Alex (quien es el “genio” detrás de las ideas), pero también me gusto la manera de retratar la nostalgia y seguridad que existía en la infancia de la gente, o a secas: antes.

Es muy loco pensar que después de la caída del muro, todos los productos cambiaron y ya no existían los alimentos con los que creciste, sino otros procesados y muy diferentes.

Y bueno, cuando vean la película, verán que no solo Alex hizo un montaje, sino su madre escondió algo bien grande de sus hijos por muchos años.

¡Buena película! Corred a arrendarla chavalines.

PEACE OUT

Comments are closed.