post icon
Titulo original: Night at the museum
Director: Zack Snyder
Elenco: Ben Stiller, Robin Williams, Carla Gugino
Duración: 108 min.
País de origen: USA
Año: 2006
Pagina oficial

nota

Recuerdo cuando era niño y con mis amigos juntábamos dinero para ir al Cine las Lilas.

Era todo un evento ir al cine. Elegías tu mejor ropa, apartabas un poco de plata para la bebida y el popcorn y enfilabas con un grupo de entre 5 y 10 personas que comentaban sobre los rumores de la cinta o efectos especiales que podíamos esperar.

¿Por qué el repentino flashback? Pues porque “Una noche en el museo” es el tipo de película que nos hubiera maravillado en esa época y seguramente lo hará con la generación actual.

De verdad fue un placer ver esta película sin cuestionarla y sin plantearme nada que no fuese reír, sorprenderme y pasarla bien con Larry, el guardia del museo de historia natural.

La trama es envolvente desde un principio y todo es muy “noventero”…no me pregunten porqué, pero esta película me llevo a los 12 años. Esa es la magia del cine.

Larry Daley es un hombre que ha debido sortear varios problemas en su vida. Al fracaso de algunos inventos, la separación de su mujer y el natural alejamiento de su hijo, Larry ha debido lidiar con diversos trabajos y poca suerte en todos ellos.

Esta vez las cosas están mal y Larry planea mudarse a Queens donde los apartamentos son más baratos. Acaba de ser despedido de su trabajo y su hijo de diez años lo ve como un perdedor.

Desesperado, Larry acude a una bolsa de trabajo para encontrar algo estable. Allí, lo envían a presentarse como guardia nocturno del Museo de historia de New York.

En ese lugar es recibido por Cecil y otros dos guardias nocturnos que reciben a Larry muy bien.

Le cuentan que el museo esta mal económicamente y que ellos tres serán remplazados por un guardia joven que sería Larry.

Para su primera noche como guardia del museo, Cecil y sus amigos le pasan a Larry un pequeño manual en el cual dice que hacer en caso de peligro. A esto agregan la advertencia de no dejar entrar…o salir a nadie.

Lo que nadie advirtió al nuevo guardia es que el museo cobra vida de noche. El tiranosaurio busca con quien jugar, los hunos a quien despedazar y Theodore Roosevelt ensilla su caballo para recorrer las dependencias.

Sin dar crédito a sus ojos, Cecil sobrevivirá a su primera noche pero al día siguiente planea renunciar.

¿Qué dirá su hijo y ex esposa? ¿Todos seguirán creyendo que es un perdedor?…Esas mismas preguntas hacen que Larry se replantee la noche anterior y decida pasar una noche más en el museo.

Imagen

Basado en un libro de Milan Trenc, la película mata varios pájaros de un tiro: establece los museos como lugares especiales donde no es “nerd” ir, da pinceladas de historia natural y mundial que nuca están demás, reúne un elenco perfecto liderado por Stiller y secundado por los tres guardias (viejas glorias) y además entretiene hasta decir basta.

En lo personal, siempre he pensado que los museos son lugares bastante terroríficos, en los cuales no es agradable estar de noche (o cuando es tan a punto de cerrar).

Yo les recomiendo la película de verdad y a los que tuvieron 12 años cuando daban películas como “Volver al futuro” o “Fright night” díganme si no les pasó lo mismo.

Y lo ultimo antes de irme, díganme también si las escenas de los animales caminando por New York no eran “muy Jumanji”

PEACE OUT

Comments are closed.