post icon
Titulo original: Le fils
Director: Luc Dardenne
Elenco: Olivier Gourmet, Morgan Marinne, Isabella Soupart
Duración: 110 min.
País de origen: Bélgica / Francia
Año: 2002
Pagina oficial

nota

Este tipo de películas pone en duda por ejemplo, el uso de los efectos especiales o grandes estrellas en el cine.

Si se puede armar una historia tan potente con solo dos actores principales, una cámara hi 8 y mucha tensión ¿para que taponar escenas enteras con fondos verdes para después colocar escenarios grandiosos o maquillar a los protagonistas con prostéticos para asemejar un tajo o herida?

La historia es tan potente y la tensión tan patente que no sabes cuando va a estallar la bomba.

Todo parte cuando al centro de rehabilitación para menores delincuentes donde trabaja Olivier llega un nuevo muchacho nuevo quien esta ahí por haber cometido un crimen.

El centro donde se encuentran, es una suerte de instituto de capacitación y reinserción social para menores que han delinquido y pasado algún tiempo “a la sombra”.

Como Olivier se encarga de la carpintería y el muchacho muestra ciertas habilidades para ese trabajo, queda bajo la tutela de el. Pero eso no es fortuito, ya que desde el primer momento en que vio al muchacho, Olivier lo siguió, lo espió y descubrió quien era verdaderamente. La razón por la cual lo recruta y mantiene a su lado es el eje sobre el cual gira toda la película, y la cuestión moral que propone da para muchos debates.

Imagen

Las únicas oportunidades en las que vemos a Olivier fuera del trabajo es cuando esta haciendo abdominales en su casa o cuando habla con su ex mujer, a la que le cuenta la horrible certeza que tiene: El chico nuevo del instituto es quien mato al hijo que ambos tenían antes de separarse.

Ella llora, grita, lo insta a hacer justicia con sus propias manos…lo odia. El se mantiene pasivo, le pide calma (ella se ha vuelto a casar y esta encinta) y decide seguir con el muchacho cerca.

Olivier mantiene una calma que desespera. Trata al muchacho como a cualquier otro y nunca saca el tema a colación. Por su parte el muchacho se ve débil, pequeño y frágil (a pesar de tener como 14 años). Con el paso del tiempo, el muchacho se acerca a Olivier y lo trata con mucho respeto. Le dice que admira su trabajo y le pregunta si el puede ser su tutor.

La escena final, en la cual ambos están escogiendo maderas para el Instituto es terrible. Allí, Olivier encara al muchacho y le dice que el fue quien mato a su hijo.

El tramo final se los dejo a ustedes (al igual que la evaluación sobre el desenlace de la cinta).

La película tiene muy pocos diálogos y puede ser clasificada como “minimalista”. Además las acciones, la trama y los personajes planean esa cuestion moral y humana que tanto cuesta asimilar ¿Cómo reaccionarían ustedes frente al asesino de sus padres o hijos?

La ausencia de música y las cámaras “personaje” (que saltan, corren o comparten el auto) despojan de estética a la cinta o la revierten -como quieren verlo- con la estética de los hermanos Dardenne. Es difícil ver a Olivier ya que la cámara enfoca su nuca, lo sigue a una distancia prudente (como si no quisiera interrumpir lo que sucede) y solo termina registrando una historia más grande que los personajes, el entorno o el mismísimo cine.

Por esto vale la pena ver cine arte, por este tipo de películas agradeces la magia del cine (o su realismo brutal). Vean “El hijo” es cine duro y puro.

PEACE OUT

Comments are closed.