post icon
Titulo original: La séptima M
Autor: Francisca Solar
Editorial: Montena
Año: 2006
Páginas: 278
Pagina oficial
nota

Después de toda la cobertura mediática que tuvo Fran Solar y su firma con la casa editorial RandomHouse, me puse a esperar pacientemente a que su libro debut, “La séptima M” llegara a mi. De eso van tres días y ya lo he terminado.

Al principio, me identifique con ella por compartir gustos tanto como con “X Files” y “Harry Potter” (aunque en menor medida si me comparo a su devoción) pero solo pensé que ese sería solo “un dato” más sobre ella.

A medida que leía alguna entrevista o entraba a su “myspace” me di cuenta que su afición era demasiado grande y que eso terminaba opacándola, pero decidí esperar y ver si “La séptima M” sería el primer libro de Fran Solar o el resultado de un desbocado “groupi love”.

Debo reconocer que estaba bastante inclinado a dejarme encantar por esta pelirroja, ya que de verdad siento que hay un nicho no explorado en la literatura juvenil chilena y si a eso sumamos la mezcla “parasicológica” y “mágica”, estaba expectante y listo para leer.

A medida que conocía más y más a Sophie Deutiers, Marco Feliciano y Calixto Andrade me enganchaba y notaba que los arquetipos estaban bien elegidos pero no profundizados.

Ella (Deutiers) es una tanatóloga adoptada que traga un médicamente llamado xanazina para evitar desordenes que la tienen a mal traer, su amigo Cal es un fanático del hi tech y paparazzo para un sitio web del tipo “rotten” que le depara grandes y morbosas metas, por ultimo tenemos en Feliciano, a un miembro del departamento de investigaciones, quien vive por y para su trabajo, además de ser muy odioso y estar siempre a la defensiva con todo y todos.

Estos tres personajes tan dispares y cercanos a la vez, llegan a “Puerto Fake” un pueblucho perdido al sur de Chile que ni siquiera esta registrado en los mapas.

La llegada del grupo obedece a las insistentes peticiones del Dr. Hidalgo para que vayan a investigar una serie de muertes que no tienen aparente explicación.

Cada uno aportara con su experiencia en la investigación aunque la batuta la lleva sin lugar a dudas Feliciano.

Allí, e incluso un poco antes de que lleguen a Puerto Fake, aparece el groupi love y “La séptima M” parece otro capitulo de los X files. A mi parecer, eso se podría haberse capitalizado muy bien, además de verse potenciado por la rica historia de “muertos, aparecidos y leyendas” que tiene el sur de Chile, pero Solar decide tomar otro rumbo que encontré por decir lo menos, decepcionante.

Imagen

Como bien decía, cuando los investigadores llega al pueblo, se encuentran con una comunidad “fake” (falsa) que vive en un pueblo minúsculo lleno de casas con las ventanas tapiadas, subterráneos interconectados y una atemporalidad digna de la cinta “The Village” de M. Nigh Shyamalan. De hecho, como la escritora esta tan expuesta a la tele y las mismas cosas de todos, deja escapar muchos similitudes a la comunidad de “los otros” en Lost.

Así pues, de a poco nos enteramos que los lugareños son alemanes nazi y que están ahí obligados cuidando un secreto poderoso que revalidara la superioridad aria cuando llegue el momento y ellos sean llamados por el fhürer.

Imagen

¿Ven a lo que me refería cuando dije que la oportunidad no se capitalizo?

Por medio de una pseudo explicación sesuda, la escritora intenta hacernos creer que el arma y los motivos que terminan siendo el eje de la comunidad, efectivamente sucedieron.

Lo que pudo haber suido un gran debut, termino siendo un ejercicio que espero, se supere por las próximas novelas de Fran Solar.

Si me preguntan, me quedo mil veces con las historias y personajes de la escritora española M.C. Mendoza, pero eso no evita que siga pensando que Fran Solar es la escritora más “rica e inteligente” que he visto.

PEACE OUT

Comments are closed.