post icon
Titulo original: Inferno
Director: Dario Argento
Elenco: Irene Miracle, Leigh McCloskey, Daria Nicolodi, Alida Valli
Duración: 107 min.
País de origen: Italia
Año: 1980
nota

Con esto que me ha dado últimamente de reencontrarme con el terror más primitivo y por lo tanto bueno (según yo y mi búsqueda espiritual) no podía retroceder y obviar a uno de los maestros del genero: Darío Argento.

Este italiano –padre de la actriz Asia Argento- dirigió, escribió, produjo y actuó en un sinfín de películas, pero si debiésemos rescatar algunas (o partir por esas) debiésemos elegir la trilogía de “Las tres madres” compuesta por “Suspiria”, “Inferno” y “Profondo rosso”.

Gracias a la ayuda de un buen cristiano, he podido conseguir dos de esas películas y desde ya hago un llamado para que otro buen samaritano me preste “Suspiria”.

Pues bien como aun no tengo Suspiria, partiré Inferno, la segunda película de la mentada trilogía.

Imagen

Todo parte en un viejo edificio empotrado en New York donde vive Rose Elliot, una poeta italiana que descubre un libro llamado “Las tres madres”. El libro habla sobre tres entidades femeninas que gobiernan el mundo a través de las tinieblas, lamentos y maldad. El libro, escrito por un arquitecto italiano llamado Varelli, dice que las madres viven en tres casas separadas: una ubicada en Roma, otra en Friburgo y la tercera en New York.

Rose, muy suspicaz y asustada, descubre que el edificio en el cual ella reside es la casa de New York, la que pertenece a la madre de las tinieblas. Angustiada y sin saber que hacer, la chica escribe (son los 80) a su hermano Mark en Italia para que la aconseje y en el peor de los casos, la visite.

En Italia, Mark recibe la carta, pero una serie de eventos desafortunados impiden que la lea. Es tal la magia negra que rodea la situación, que Sara (compañera de clases de Mark) muere cuando el mismo día que llega la carta, trata de leerla.

Justo antes de que se de tan terrible suceso, Sara llama a Mark para que lea la carta pero ésta es destruida por un ser misterioso. Mark solo lee unos fragmentos y decide ir a New York porque intuye que algo muy malo le puede pasar a su hermana.

Una vez en NY, Mark descubre que su hermana ha muerto bajo misteriosas circunstancias. Decidido ha llegar al fondo del asunto y hacer justicia, Mark entrara en contacto con el maldito libro de “Las tres madres” y así empezara a abrir puertas (metafóricamente hablando) que lo harán llegar a la madre más terrible: mater tenebrarum.

La cinta es increíble. Alucine de principio a fin porque encontré lo que buscaba: Un maestro del suspenso que conoce todo el tejemaneje del terror y lo aplica elegantemente.

Los entornos tétricos, la lluvia torrencial, la música orquestada y asertiva, los gritos y mujeres deformadas por el terror, además del potente gancho de las madre y toda la brujería-maldad que encerraban me embeleso.

Sentí que la película y la forma en que esta filmada, instan al espectador a entrar en un mundo viscoso, tétrico, muy húmedo, erótico y errante. Desde que parte la película, hasta que termina, sientes que eres parte de una pesadilla pegajosa y de largo aliento que no te deja escapar; incluso los días (de exigua luz) mutan y dejan de ser confiables.

Eso es solo merito de Argento y la verdad, no aguanto para ver “Profondo Rosso”, ultima parte de la trilogía.

Si a Argento, sumamos a Mario Bava o Jesús Franco, tenemos el terror que por estos días busco ansiosamente ¿Quién me ayuda?

PEACE OUT

Comments are closed.