post icon
Titulo original: Suspiria
Director: Dario Argento
Elenco: Stefania Casini, Joan Bennett, Alida Valli, Udo Kier, Miguel Bose
Duración: 110 min.
País de origen: Italia
Año: 1977
nota

Ahora si, por fin he visto la primera parte de la trilogía de las tres madres cortesía de Argento. Éste tipo de cine no es tan difícil de encontrar, pero hay que saber donde mirar y antes que eso, tener las ganas de verlo.

“Suspiria” parte cuando Suzy Banyon, una joven estudiante de ballet clásico llega a estudiar de intercambio a una prestigiosa academia en Friburgo, Alemania. La noche de su llegada y en plena tormenta, Suzy ve como una chica sale despavorida de la academia a la que va ella gritando incoherencias y luciendo aterrada. Si esto no fuese suficiente, la persona con la que habla por el citófono, no permite su ingreso al establecimiento y le pide que por favor que se vaya y no vuelva más.

Al día siguiente y cuando Suzy vuelve a la academia, se entera que la chica de la noche anterior ha sido asesinada bajo misteriosas circunstancias.

A medida que pasa el tiempo y las clases avanzan Suzy comenzara a sospechar de la escuela y principalmente de algunos profesores. La verdad es que hay cosas derechamente raras y sin explicación, cosas como algunos desmayos, el sueño perenne que le viene todas las noches, las miradas a hurtadilla del tétrico mayordomo o los eternos paseos a medianoche que se escuchan en los pasillos de la escuela.

El tiempo pasa y hay más muertes: el ciego que tocaba el piano en las clases es asesinado por su propio perro lazarillo y su compañera de pieza esta cada día más asustada por algo que no logra explicar.

Al final, Suzy termina descubriendo que la casa es un hogar de brujas liderado por la madre de los lamentos, quien a pesar de tener demasiados años, se las arregla para manipular a la servidumbre del instituto y así dar rienda suelta a su maldad y sed de muerte.

Imagen

Al final, el enfrentamiento entre la madre de los suspiros y Suzy es inminente, cuando esta ultima descubre el pasadizo secreto que la lleva a la sala de rituales y torturas que se ocultaba en el sótano de la escuela.

La cinta, al igual que “Inferno” (comentada aquí) aúna un montón de elementos característicos de Argento, como son la música espeluznante, abundantes tormentas y lluvia torrencial, colores fuertes (primarios sobre todo) y de gran contraste o bien las muertes macabras y explicitas.

Algunas muertes son tan elaboradamente siniestras (y contra mujeres) que el director ha sido acusado de misógino en mas de una ocasión (cosa que el niega).

A pesar de tener un amplio resumé, Suspiria sigue siendo la opera prima de Argento, el cual cerrara la trilogía de las tres madres en octubre de esta año, cuando se estrene mundialmente “La tercera madre”.

Para quien le interese ver más cintas del director, aquí una pequeña lista de must para los fanáticos del giallo: “Terror en la opera”, “Tenebrae”, “Phenomena”, “Trauma”, “El fantasma de la opera”, “El gato de las nueve colas” o “El pájaro con plumas de cristal”

PEACE OUT

Comments are closed.