post icon
Titulo original: The wicker man
Director: Neil La Bute
Elenco: Nicolas Cage, Ellen Burstyn, Kate Beahan, Leelee Sobieski
Duración: 102 min.
País de origen: USA
Año: 2006
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados

“El culto siniestro” es un remake de la película “El hombre de mimbre”, cuyo estatus de culto se cultivo entre un reducido pero fiel grupo de seguidores (como debe ser) que vieron en la cinta del director Robin Hardy una historia rompedora, que mezcla muy bien los ritos paganos y el trasfondo de la religión con el fanatismo y la superstición de un grupo de chalados que viven aislados del mundo y sus reglas.

Pensando que la idea de volver a hacer la película más de 30 años después seria un éxito y bastante sencillo, el director Neil Le Bute se puso al mando de tan esperado acontecimiento, pero entre lo dicho y lo hecho hay un gran trecho, y si no me creen, es sólo cosa de ver la película.

Con un final que ni siquiera se intuye o adivina, sino que se conoce a ciencia cierta tras 20 minutos de historia, La Bute es el encargado de condenar a su propia cinta a un olvido prematuro que ni siquiera da para comprarla o arrendarla.

Aquí la historia cambia algunas cosas de su predecesora pero créanme que ahí no radica el 100% del fracaso, sino en la forma en que esta contada la historia y el timing usado para “tratar” de engancharnos y la condescendencia con la que se nos trata.

Imagen

La cinta cuenta la historia del policía Edward Malus, un hombre cuya vida cambio luego un accidente carretero en el cual madre e hija murieron consumidas por las llamas de una explosión.

Tiempo más tarde y presa de las secuelas psicológicas del accidente, Malus recibe una misteriosa carta en la cual una ex novia le pide de forma desesperada que la ayude a encontrar a su pequeña hija, quien desapareció misteriosamente hace unos días.

Intrigado y sin saber a ciencia cierta como esta chica dio con su paradero después de tanto tiempo, Malus se embarca a la isla de Summersile, lugar donde reside Kate (su antigua novia).

Allí se encontrara con “el culto siniestro”, un grupo de mujeres que odian a los hombres y que adoran a las abejas y a un dios pagano que ni sé como se llama.

Malus es bastante receptivo y ya al principio se da cuenta que algo anda mal. Las mujeres son peligrosas en grupo y menos si no hay hombres cerca. Imagínense a este grupo de locas adoradoras de abejas y rituales que involucran la matanza de niños para “que mejore la cosecha”.

Más encima (y supongo que para que digamos “que heavy” o algo así) el guionista se le ocurre poner que Malus es alérgico a las picadas de abejas, por lo que debe andar con dosis de adrenalina para inyectarse apenas sea picado. ¿Ya hicieron el calculo, cierto? Isla desierta sin hospital + alérgico a abejas + colmenas de abejas en todas las esquinas = Culto Siniestro.

Pero eso no basta señoras, caballeros eso – a estas alturas del partido- es un intento ingenuo por tratar de conseguir que nos asustemos, emocionemos, o agitemos en nuestras butacas. Eso es derechamente un insulto; es llevar tan mal la película y entender tan mal el concepto de la anterior que ya en un comienzo, la historia se desinflaba rápidamente.

Si el éxito de la anterior radicaba en la comunidad y sus ritos paganos, su sexualidad promiscua y sacrificios tipo azteca que los hacían tan peligrosos; aquí en cambio, el aquelarre no inquieta y las abejas tratan de aportar la tensión de ver muerto al protagonista, pero la película no llega a puerto y aburre de sobremanera.

Imagen

Nicolas Cage esta de capa caída. Después de darse un gusto y protagonizar “Ghost rider” (comentada aquí) vuelve a caer con “Culto maligno”. Es de esperar que la secuela de “Tesoro americano” y algunos otros proyectos en carpeta le den un segundo aire.

En resumidas cuentas, “Culto maligno” es una muy mala opción si lo que buscas es: revivir la primera cinta o asustarte con una película de terror.

A todas luces, una nueva caída para Cage y 90 minutos de aburrimiento para nosotros.

PEACE OUT

Comments are closed.