post icon
Titulo original: The messengers
Director: Danny Pang y Oxide Pang.
Elenco: Kristen Stewart, Dylan McDermott, Penelope Ann Miller, John Corbett
Duración: 84 min.
País de origen: USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados

Hay películas malas y esta. No se como hay productores que pongan lucas a un guión tan paupérrimo como este.

Quizás cuando tenia 12 años hubiese enganchado con la historia, pero a estas alturas ya no me pasan gato por liebre. Ya no compro la historia “pútrida” de la familia que se va a vivir a una casa donde penan. A Stephen King le creí a pies juntillas cuando hace muchos años leí el “Cementerio de animales”, pero tantos años después la misma historia y mal contada, imposible.

Imagen

Todo parte cuando los Solomon dejan la agitada vida en Chi town para mudarse a una apacible granja en medio de la nada. Los girasoles se mecen con el viento y el solo entibia las calidas tardes de verano.

Todo parece ideal y la decisión de dejar atrás el estrés parece acertada.

En medio de ese idílico paraje, Jess la hija de 16 años, empieza a sanar tras turbulentos eventos que gatillaron el abandono de la ciudad por parte de toda su familia.

A ella se suman su hermano pequeño y ambos padres.

Los primeros días parecen sacados de algún cuadro de Paul Gaugin, los colores, la templanza y armonía que decora la nueva vida de los Solomon es una delicia. Hasta que algo cambia.

El pequeño Ben empieza a comportarse de manera errática y se queda pegado mirando rincones de la casa donde aparentemente no hay nada. Jess es la única que parece darse cuenta del comportamiento de su hermano; su padre y madre están muy ocupados tratando de echar a andar la casona solariega.

Los días se tornan más oscuros y una noche en la que Jess se queda sola con Tom los espíritus que habitan la casa se tornan violentos, causando estragos que asustaran de sobremanera a la chica.

De ahí en cuestión, sabremos que en el sótano se esconden los fantasmas de un pasado turbio y sangriento, que solo buscan venganza y poder saciar su sed de sangre.

Imagen

Los sustos que podrían arreglar el descalabro no funcionan, las actuaciones son desabridas y lo mejor es que la película no dura más de 90 minutos.

Ahora que estamos a pocas semanas de la cuadragésima versión del festival de Sitges, ruego por algo de terror bueno. Ruego por un poco de sangre salpicada desde la madre patria a Chile, pero por favor ¡no más películas como “Los mensajeros”!

Eso si, ahora se están fraguando una serie de estrenos inminentes por estas latitudes: Dead silence, The hills have eyes 2, The host y Halloween son lucecitas en el firmamento del terror. Ojala que no mengüen y brillen con fuerza…Jigsaw, te extraño.

PEACE OUT

Comments are closed.