post icon
Titulo original: Gwoemul
Director: Joon-ho Bong
Elenco: Song Kang-ho, Byeon Hee-bong, Park Hae-il, Bae Doona, Ko Ah-seong
Duración: 119 min.
País de origen: Corea del sur
Año: 2006
Pagina oficial

nota

Doblando por una esquina hasta llegar a otra, bajando a sótanos húmedos, pútridos y tétricos en busca del terror que siempre necesito. Preguntándole a Raimundo y todo mundo sobre aquella película que me va a angustiar…nada.

De un momento a otro empieza el efecto mariposa: Joon-ho Bong hace una película de monstruos al más puro estilo de Godzilla y la bolita de nieve se transforma en avalancha.

Precedida por su apoteósico estreno en el prestigioso y decidor festival de Sitges, llega Host, la gran nueva sensación del cine de monstruos made in Asia.

Maravillosamente filmada, con colores vivos y gran fotografía, “The host” nos captura al saltarse escenas tediosas desde un principio y sembrar destrucción dentro de los primeros diez minutos.

Imagen

Una familia media separada y disfuncional que trabaja en un quiosco a orillas del río Han, ve como todo es arrasado por una criatura monstruosa que ha aparecido de improvisto en medio del caudal.

La gente corre y el pánico cunde, Park Gang-du sale del quiosco junto a su padre y consigo lleva a su hija Hyun-seo, quien cae y se suelta de su padre, cuando ambos retoman la loca carrera arrancando del monstruo, el torpe Park Gang-du reparara en su error: agarro a otra niña y su hija ha sido secuestrada por el monstruo…más bien devorada.

Acto seguido, el gobierno coreano cierra el área y decreta en cuarentena a todos los veraneantes que se encontraban en el lugar. Todos son aislados e interrogados por la milicia, quienes creen que todos han sido contaminados por un virus altamente contagiosos al cual bautizan como “the host”.

En plena noche y después de reunirse toda la familia (faltaban los hermanos de Park Gang-du) pasa lo impensado, la niña logra comunicarse con su padre y le dice que esta en unas alcantarillas profundas y que necesita ser rescatada.

La familia es la única que cree a Gang-Duk, quien tiene fama de ser torpe, descuidado y flojo. Los cuatro se ponen de acuerdo para escapar del hospital donde los tienen encerrados para ir en busca de la pequeña Hyun-seo.

Ahí empieza la carrera clandestina de “la familia contaminada” para encontrar a la niña.

Lo difícil es que no solo deberán evadir a la gente del hospital y esquivar al monstruo, sino que tendrán a toda la policía y el ejercito pisándole los talones por ser considerados como portadores de un virus mortal para la humanidad.

Cada miembro de la familia aporta con lo suyo, el padre – Hee-bong- pone el orden y dinero creyendo ciegamente en su torpe hijo. Nam-joo es una arquera olímpica muy bien ranqueda a nivel mundial y aporta con la sangre fría y precisión que tanto se necesitan ahora. Por ultimo tenemos a Nam-il el hermano mayor; un cesante ilustrado y alcohólico desilusionado del gobierno y la vida.

Imagen

La cinta, por raro que parezca, me recordó a “Los Simpson”. Compare la catástrofe que la planta nuclear hace en el lago de Springfield con sus desechos, pero me pareció divertido ver como lo peor de eso es que aparecen peces con tres ojos y lenguas largas, en vez de monstruos predadores y gigantes.

Kim Gand-duk se parecía demasiado a Homero Simpson, y cuando su padre les dice a sus hermanos que de niño Kim era inteligente, pensé en los crayones que se pudo haber metido en la nariz, volviéndose tan tonto.

Hyun Seo era Lisa. Siempre juiciosa y atinada, dando lecciones a su padre y explicándole todo lo que el no entiende.

La escena en la que todos se golpean y recriminan la muerte de la niña en el gimnasio, también es media “Simpsoniana”. Y el sutil humor del director, al poner por ejemplo, a un gringo con un ojo para cada lado, no hizo más que reforzar esa sensación rara de estar viendo un críptico homenaje a la amarilla familia.

Eso si, “The host” tiene todo un trasfondo ideológico bastante potente. Lo primero es la crítica que la cinta hace a la contaminación de ríos coreanos por parte de la milicia norteamericana en el año 2000.

La acción fue repudiada por todo el mundo y trajo muchos problemas. Si bien “The host” no es una película “anti estadounidense”, algo de eso hay, sino, es cosa de que vean como son retratados los gringos en la cinta.

La larga historia de protestas en Corea también esta retratada en la cinta y lo mismo pasa con la forma en que se deja al gobierno de tal país: burocrático, inepto, lento y dependiente de órdenes de terceros.

Para los que disfrutaron la cinta tanto como yo, ya esta anunciada la segunda parte. El problema es que aun no se sabe quien se sentara en la silla del director. ¡No la arruinen por favor!

“The host” es tremenda, me mantuvo pagado a la silla y nunca me soltó. Gran cine corano.

PEACE OUT

Comments are closed.