post icon
Titulo original: Jesus Camp
Director: Heidi Swing, Rachel Grady
Elenco: Becky Fischer, Ted Haggard, Mike Papantonio
Duración: 84 min.
País de origen: USA
Año: 2006
Pagina oficial

nota

Lo que mas me impacto y perturbo de este documental, sin lugar a dudas, fue ver que aun –en pleno S XXI- alguien pueda tener un mullet (o chocopanda, como se les dice en Chile). ¿Cómo nadie le dice a ese niño que eso no esta bien? ¿Cómo nadie le dice que no puede ir así por la vida? ¿Dónde están los padres de ese niño?

Después de ese impacto profundo, vayamos al documental en si.

Hace tiempo que tenia ganas de ver como se vivía la religión en un campamento tan estricto y militarizado como el que nos muestra la cinta. La verdad es que la forma en que tratan a los niños es impactante y el nivel de convocatoria y labia que tiene la gorda rubia de pelos parados da para pensar en que podría llegar a ser lo que quisiera gracias a su forma de hablar…freak!

Pero ella no es el eje sobre el cual gira todo; ella es solo parte del entramado que Dios tiene preparado para esta generación, liderada por niños con cero estilo y nada de buen gusto. Niños como el del chocolo o una pequeña musaraña espasmódica y frenética que le da asma cuando se trata de adorar a Dios son la punta del iceberg, y aunque no lo crean representan una amplia mayoría entre los niños de Norteamérica,

En fin, si ellos son los que heredaran esta tierra, pues estamos en problema, porque son tan intransigentes y poco abiertos que de seguro matarían en nombre de la religión. Su obsesión y poca tolerancia con el resto es impresionante, así como los trances en lo que entran de vez en cuando, en especial cuando la gorda empieza a hablar “en lenguas” y todos los pequeños la imitan mirando hacia arriba, mientras se sacuden y lloran lágrimas de cocodrilo.

Imagen

Como alguien decía por ahí: “Ned Flanders” efectivamente existe, y esta en todos estos “campamentos de Jesús” entrenando a pequeños kamikaze cristianos que son capaces de todo con tal de “salvar al mundo”.

Ya me olía raro ver en las películas esto pueblos idílicos y de verdes prados en los suburbios de Estados Unidos. Algo debían ocultar, algo raro debía haber y aquí esta la prueba fehaciente.

“Jesús camp” es un gran documental, que de verdad retrata una realidad – para mi- desconocida y muy fuerte. De hecho, al final del docu, quedas con la sensación de que todos estos pergenios son usados para otros fines, como el de apoyar a ciertos políticos “pro vida”. ¿Patético, no creen?

Espero que pronto pueda ver el otro gran documental que atenta contra la iglesia llamado “Deliver us from evil” (Libéranos del mal) el cual trata sobre la pedofilia entre los padres de algunas congregaciones.

Eso si, quiero dejar bien en claro que no estoy en contra de la iglesia y tampoco el cristianismo, solo busco hacerme una ida más amplia de las cosas que suceden “tras bambalinas”.

PEACE OUT

Comments are closed.