post icon
Titulo original: Dead silence
Director: James Wan
Elenco: Ryan Kwanten, Amber Valletta, Donnie Wahlberg y Bob Gunton.
Duración: 94 min.
País de origen: USA
Año: 2007 Pagina oficial

nota

¿Sigamos con el splat pack? Ahora toca el turno de James Wang, director de Saw 1 y productor de la segunda y tercera parte (comentadas aquí).

Nacido en Malasia, Wang se mudo a temprana edad a Australia, donde se enamoro del cine. Al poco tiempo de egresar de la universidad Wang conoció a Leigh Whannell con quien terminaría dirigiendo Saw 1, luego vendría “Death sentence” y ahora Wang llega con su tercer proyecto: “Dead silence”.

La película es una especie de “scrap book” de películas de terror. Desde que parte hasta que termina, “Dead silence” me produjo demasiados deja vú. Se nota que Wang se nutrió de las mismas películas que yo en mi niñez.

La historia parte de sopetón y no hay espacio para mucho: Jaime y Lisa se acaban de casar y viven sus primeros meses como marido y mujer. Una tarde cualquiera, cuando Jaime trata de solucionar un problema con la cañería, llega un misterioso paquete a la casa que contiene una marioneta de lo más espeluznante.

Si bien Jaimie se extraña y hasta incomoda, Lisa se pone feliz y decide llevar al muñeco a la recamara. Acto seguido, Jaimie parte a comprar comida china dejando a su mujer a merced del pequeño demonio.

Cuando Jaime llega, escucha la voz de su mujer que lo llama, pero un charco de sangre que sale de la pieza lo espanta; al entrar al cuarto, Jaimie ve a su mujer muerta y transformada en una marioneta igual a la que acaba de llegar a la casa.

Eso se da en los primeros diez minutos y de ahí en cuestión la narración agarra vuelo.

Jaimie parte a Raven´s fair, el pueblo donde se crío, a enterrar a su esposa. Pero cuando llega allí, no solo deberá lidiar con tan malsana tarea, sino que se reencontrara con su padre y nueva madrastra. Además, la leyenda más famosa del pueblo toma un nuevo cariz para nuestro protagonista: Mary Shaw -una experta ventrílocuo que fue asesinada por la gente del pueblo hace muchos años- parece ser la razón tras la muerte de Lisa y el misterioso muñeco que apareció en la vida de Jaimie.

A medida que Jaimie empieza a averiguar la verdad tras la leyenda, muchas cosas sucederán en el pequeño y “apacible” pueblo de RAven´s fair.

Los elementos que mencionaba antes como “deja vú” eran los que seguramente ustedes ya conocen: una anciana loca que murmura y parece saber más que los demás, una leyenda que asusta a todo el mundo, una madrastra bella pero mala, un pueblo en medio de la nada, un teatro abandonado y un cementerio listo para ser registrado (entre otros)

Imagen

James Wang hace –a mi parecer- un buen trabajo, pero no supera lo que hizo en Saw. De hecho, su otra cinta –Death sentence- me tinca muy buena.

De una u otra manera, “Dead silence” es una de las buenas películas de terror que ha salido de Hollywood en los últimos meses.

Lo más probable es que la cinta tenga secuela, ya que Wang rescato a los muñecos y dio nuevos bríos (Chukie ya no le da miedo a nadie). La idea de estos pequeños bastardos de madera y ojos de vidrio es muy buena y si se maneja bien, puede llegar a ser bastante espeluznante.

En cuanto a la manera de atar cabos y dar un giro inesperado al final, la cinta destaca y cumple a cabalidad con ambos requisitos (además de asustarnos, claro).

En los próximos días sigo con más películas del “splat pack”. El turno será para “Wolf creek” del australiano Grez Malean.

PEACE OUT

Comments are closed.