post icon
Titulo original: The I inside
Director: Roland Suso Richter
Elenco: Ryan Phillips, Sarah Polley, Piper Perabo, Stephen Rea
Duración: 90 min. Pais de origen: Estados
Unidos, Inglaterra
Año: 2003
Pagina oficial

nota

Vamos por parte, tratare de reconstruir los hechos tal y como los recuerdo:

Simón Cable despierta en una camilla y a su lado esta el Doctor Newman y la enfermera Clayton, el dr. le informa que se encuentran en un pequeño hospital con poco personal, que él es pediatra y debe darle una mala noticia: Simón permaneció muerto por dos minutos.

Eso y el choque también borraron su memoria y los dos últimos años desaparecieron; ya no es 2000 sino 2002 y eventos como la muerte de su hermano, su matrimonio o el accidente en auto no son más que rumores en su cabeza.

Con la ayuda del dr. Newman, Simón tratara de recordar lo que sucedió, pero cuando “conoce a su esposa” se da cuenta que nada de esto esta bien. La mujer es manipuladora y cuando están solos lo amenaza con contarle todo a la policía, le dice que ella no cree en este juego de la amnesia y lo amenaza con las penas del infierno si el no hace lo acordado…Simón no puede estar más perdido.

De a poco empiezan a aparecer piezas del puzzle, pero lo más raro de todo es que Simón parece tener la habilidad de desplazarse en el tiempo y cambiar hechos que ya ocurrieron o están por ocurrir (¿alguien dijo Lost?).

Solo pequeños elementos le revelan a Simón que no esta loco, el más importante de todos es Travitt, un paciente que lleva más de dos años en el hospital esperando ser transplantado y que conoció a Simón la primera vez que ingreso al hospital (en 2002 ingreso por el accidente).

De ahí en cuestión empezamos a ser participes de la reconstrucción del caso: Simón tuvo directa relación con la muerte de su hermano, un romance con su cuñada y fue chantajeado por una estudiante en práctica que años después se hizo pasar por su mujer para amenazarlo con contarle todo a la policía y de paso, quitarle todo el dinero que su familia poseía.

¿Quedo claro? Espero que si, pero de todas formas, tengan en mente que todo esto le pasa a un hombre que no solo ha estado en un accidente casi fatal, sino que constantemente están suministrándole drogas e inyecciones para mantenerlo estable. O sea, es difícil seguir el hilo conductor.

Imagen

La película termina de forma abrupta y es bastante predecible concluir el desenlace. Ryan Phillips y Piper Perabo me llevan a pensar en una cinta para jóvenes que empezó a coquetear con elementos medio sesudos que no se resuelven del todo bien, sino que cortan de momento para otro la explicación.

Eso si, de nuevo el sueño me juega una mala pasada y no preste tanta atención a la película. Espero que con el otro cargamento de cintas que me llegaran no pase esto.

Los dejo hasta aquí y nos vemos en otro comentario.

PEACE OUT

Comments are closed.