post icon
Titulo original: Mononoke Hime
Director: Hayao Miyazaki
Elenco: Yôji Matsuda, Yuriko Ishida, Akihiro Miwa, Yûko Tanaka, Kaoru Kobayashi
Duración: 134 min.
País de origen: Japón
Año: 1997
nota

¿Les conté que cuando me iba a Perú me encontré con el conductor del “Séptimo vicio” en la estación de buses? Gonzalo Frías en persona, el mismo que habla de forma recortada y da énfasis a sus deslenguados comentarios desde el cinearte Alameda.

Un poco más gordo de lo que pensé y bien pelado, Frías fue el que alguna vez menciono los estudios Ghibli en su programa. Recuerdo lo bien que hablo del nivel de producción de las obras salidas de esa factoría y el respeto y admiración que millones de personas profesan a aquellas películas.

Imagen

Por eso, cuando me pasaron “La princesa Mononoke” algo activo el link que había quedado en pausa desde que vi aquel capitulo y recordé que el estudio Ghibli era “el culpable” de la cinta.

La verdad es que sé poco y nada de animación japonesa y el nombre de Hayao Miyazaki (director de la cinta) me sonaba vagamente ¡perdón otakus!

En fin, sin mayores prejuicios y con expectativas bastante altas me puse a ver la película.

Ya en un principio te deleitas con el trazo elegante y animación exquisita que deleita la vista. La magia hace efecto y no cuestionas nada, la historia empieza a envolverte desde que aprietas play.

La cinta se ambienta en una época que va y viene entre los años feudales y el comienzo de “la era moderna”. En un lugar donde los hombres habitan y coexisten con dioses que caminan la tierra.

Los hombres se han multiplicado y sus ciudades comienzan a expandirse. Los bosques y su tala son el objetivo más próximo, tanto para buscar material de trabajo, como para edificar nuevos edificios. Aun así todavía quedan bosques vírgenes habitados por animales y seres inimaginables, dispuestos a defender sus santuarios de la predación humana.

La guerra entre los animales y sus dioses contra los humanos es inminente. La tensión se palpa en el aire y es cosa de tiempo hasta que el conflicto estalle.

Dentro de este escenario conoceremos al protagonista, un joven llamado Ashitaka, descendiente de la familia real pero con un futuro incierto y humilde luego de ser derrotados por el gobierno de Yamato.

En las desoladas praderas donde Ashitaka vive, llega el dios jabalí, el cual corre desesperado destruyendo todo, luego de ser maldito y condenado a penurias infernales.

Dispuesto a defender a su gente, Ashitaka enfrenta al dios, el cual lo ataca y envenena mortalmente. En este punto de inflexión, el rumbo de la historia cambia y todo se vuelve inevitable.

Ashitaka deberá iniciar un viaje heroico que lo llevara a buscar al dios del bosque, a fin de curar su enfermedad y de paso, poner fin a un conflicto que amenaza con ser devastador.

Imagen

Paralelamente conoceremos a un grupo de de personas que liderados por la malvada Eboshi Gozen, quieres deforestar las cercarías y matar a todos los dioses para poder edificar y enriquecerse a costa de la gente que allí se iría a vivir.

Valiéndose de mujeres compradas en el comercio sexual y hombres oprimidos, Gozen ha creado un imperio del acero que amenaza con destruir todo lo que les oponga.

Por ultimo, tenemos a la princesa Mononoke, quien ha fue abandonada al nacer y criada por un animal-dios con la capacidad de hablar con los humanos.

Mitad persona, mitad lobo, San (nombre de la princesa Mononoke) lidera la cruzada en contra e los hombres, ya que al haber sido rechazada por ellos y criada con animales, profesa un profundo odio en contra de “sus pares”.

A este escenario llega Ashitaka, quien deberá tomar desiciones importantes y ver con cual lado se abandera.

En medio de esta tragedia Ashitaka y San se conocen, pero la magnitud de la tragedia evita que haya algo entre ellos. Si bien ella odia a los humanos, ve algo en Ashitaka que los demás no tienen y eso le permite acercarse algo más a el.

¿Qué les parece la historia? Es como una mezcla exitosa entre “El señor de los anillos” y “Lawrence de Arabia”. Una aventura épica, romántica, violenta etc. que de verdad te vuela y abstrae.

El diseño de personajes es alucinante y la calidad nunca deja de sorprender.

La cinta ha ganado muchos premios tanto en Japón como el extranjero y no es de extrañar que se haya vuelto una cinta de culto con el tiempo.

Ahora entiendo lo que en su momento me pareció exagerado. Ahora sé porque el estudio Ghibli tiene una reputación tan sólida y extendida.

La verdad es que a pesar de durar más de dos horas, quede embobado con la historia y la narración. Altamente recomendables para quienes gustan del buen cine (ni se les ocurra pensar en que es una cinta “para niños”…es para “niños grandes”)

PEACE OUT

Comments are closed.