post icon
Titulo original: Elsa y Fred
Director: Marcos Carnevale
Elenco: Manuel Alexandre, China Zorrilla, Blanca Portillo y Roberto Carnaghi.
Duración: 106 min
País de origen: Argentina / España
Año: 2005
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados

Hace tiempo que el cansancio o las malas películas me hacían mirar de reojo el counter del DVD para saber cuanto quedaba. Si no era eso, el sueño hacia estragos y algunas veces me quedaba durmiendo frente al televisor, pero con “Elsa y Fred”, a pesar de ser madrugada y haber dormido poco, sentí la magia que solo una linda historia me puede entregar.

Elsa es una viuda vivaz y simpática que vive en Madrid. En la ciudad también viven sus dos hijos adultos, con los que se lleva bastante bien y a quienes quiere mucho; su vida no tiene sobresaltos económicos y la risa es la tónica perfecta para pasar sus días.

Por otro lado tenemos a Alfredo, o Fred como le dice Elsa, quien hace sólo 7 meses quedo viudo y ahora se ha trasladado a un piso cercano al de su hija y cuñado para no estar tan solo.

Un accidente fortuito genera el primer encuentro entre ambos, encuentro que deriva en una amistad y más tarde un amor, como el que jamás pensaron tener a estas alturas de la vida.

Todo parte con una amistad media extraña, como bien dice Elsa. Ninguno sabe muy bien lo que pasa entre ellos, pero se sienten tan bien, que solo se dejan llevar y cuestionan poco lo que se va fraguando.

Elsa toma la iniciativa muchas veces y Fred, de a poco, se va acostumbrando a las locuras de esta mujer que le esta enseñando a vivir a los 78 años.

Poco a poco, la amistad de paso a un amor platónico y muy ingenuo. Un amor que consiste en hacerse compañía, dormir juntos, tomarse de la mano y caminar del brazo por las lindas calles de Madrid.

El cambio que se opera en ambos es notorio, pero es Fred quien experimenta más las consecuencias del amor: deja de tomar millones de pastillas para prevenir enfermedades, comienza a reír más y mejor, hace cosas que jamás pensó hacer en su vida y se esta dando el gusto de vivir despreocupada y felizmente cada día.

Por otro lado Elsa se siente mejor que nunca, su “humor diferente” al principio extraña a Fred, pero al final termina siendo justo lo que él necesitaba. La complicidad crece entre ambos y a pesar de que los hijos que cada uno tienen no ven con buenos ojos este noviazgo, la pareja esta decidida a seguir adelante con su linda relación.

Fred es un poco tímido y tieso, pero poco a poco va ganando confianza y se empieza a entregar a Elsa de manera paulatina. Ella le produce cosas que el había dejado de sentir y el solo hecho de estar con ella es algo invaluable.

Dos frases que me gustaron mucho (entre otras cosas) fueron:



- Es que los hombre somos muy miedoso

- ¿Quieres que te haga un té? – No, quiero que me abraces.

¿Ven a lo que me refiero? Pequeñas cosas, momentos, frases, miradas y palabras sencillas que adornan la cinta de manera cálida y muy cuidada.

Elsa y Fred son pura magia y su historia sale de la pantalla de forma vivaz, tanto así, que me sacaron varias lágrimas y más risas. Ambos son una suerte de sueño que atraviesa la pantalla como pocas veces lo he visto.

La película –ganadora de un Goya- me emociono como pocas otras cintas (las lágrimas y risas dan fe de eso) y se las recomiendo sin lugar a dudas.

Un bello y pequeño cine que de seguro los emocionara tanto como a mí. Una historia encausada con magistralidad y protagonizada por dos grandes actores, un lujito para todos ustedes.

PEACE OUT

Comments are closed.