post icon
Titulo original: Ocean´s thriteen
Director: Steven Soderbergh
Elenco: George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Al Pacino
Duración: 122 min
País de origen: USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota

Las películas de Danny Ocean siempre me han gustado. La pandilla es tan sofisticada, relajada, ingeniosa y cool que no puedes negar el magnetismo que irradian; además, siempre están superándose en todo orden de cosas: roban objetivos casi imposibles, se lían a las tías más guapas y se rodean de amigos que son “casi” tan cool como ellos.

La tercera parte de la franquicia es buenísima y todo lo que había enumerado antes, es plasmado en una historia simple pero bien contada, hilvanada cuidadosamente y ejecutada “smoothly”.

Esta vez, la trama gira en torno a la venganza que los muchachos de Ocean planean contra el desalmado Willy Bank, dueño de varios bienes raíces y un casino de lujo empotrado en pleno Las Vegas.

El punto es que todo comienza cuando “el padre” de los muchachos es traicionado y humillado por Bank, quien solo lo utiliza para sacarle dinero y después le da la espalda rompiendo un código que ambos compartían y que no se podía romper: haber estrechado la mano de “good ol´blue eyes”.

A pesar de ser ladrones y estafadores, los muchachos comparten y rigen sus vidas por códigos, entre los que destaca el honor. Al no haber honor, no hay cabida para la amistad y todos se va al carajo, el camino recorrido ya no es lo que solía ser.

Imagen

Así que como imaginara, el ojo por ojo, se aplicará lapidariamente sobre Bank y su ultima gran obra: el casino.

El plan es atacar el edificio en su noche inaugural y hacer que la noche cierre con números rojos, GRANDES números rojos.

Para esto, los muchachos ponen un plan digno de “Los simuladores” en funcionamiento, el cual cada uno jugara un rol fundamental, que va desde ir a México a trabajar en la fabrica donde se hacen los dados, generar un temblor artificial, colarse por los espacios de los ascensores o seducir a la seria asesora de Bank.

Todo va bien pero ustedes ya saben que en estas historias, lo fácil es igual a aburrido, por lo que esperen muchos problemas, chistes intelectuales, ropa fina y un final feliz para la pandilla de Ocean.

La película es muy buena y a pesar de durar un poco mas de dos horas, nunca desinfla.

¿Será el elenco? ¿La historia? ¿El guion? Da igual, el punto es que las historias de Danny Ocean no empeoran, sino todo lo contrario, a medida que agregamos entregas a la franquicia, los jugadores v depurando su técnica y cada vez nos sorprenden con mas y mejores trucos.

PEACE OUT

Comments are closed.