post icon
Titulo original: Shoot ´Em up
Director: Michael Davis
Elenco: Clive Owen, Paul Giamati, Monica Belluci
Duración: 86 min.
País de origen: USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados

La ultima película que vi de Giamati (uno de los actores que más me gusta desde que lo vi en Sideways) fue “El ilusionista” (comentada aquí), a Owen lo recuerdo por “Niños del hombre” y a Belluci por “Irreversible” (comentadas aquí).

La verdad es que de los tres, no solo me gusta Giamati, a Owen lo encuentro soberbio y a Belluci encantadoramente italiana; ahora, lo curioso es tomarlos a los tres y meterlos en esta frenética cinta western-urbana que tan particular me ha parecido.

Más parecida a un videojuego del tipo “shooter”, la cinta me recordó a “Kill Bill”, “300” y “Sin city”. Colores primarios, mucho blanco y negro y una acción hipertrofiada que igual se las arregla para meter una trama medianamente buena (más bien mala), que flota gracias al elenco antes mencionado.

Imagen

Todo parte cuando el señor Smith espera el bus mientras mastica una zanahoria. La noche es fría y el transporte publico deficiente; todo es gris hasta que una mujer embarazada y sangrante pasa en dirección opuesta jadeando y corriendo. Acto seguido, un montón de matones montados en un auto negro aparecen desaforados tratando de dar caza y muerte a la futura madre.

Lo que no sabemos es que el señor Smith es un pistolero como pocos y al ver esto, decide tomar parte de la acción, rescatando a la mujer y su hijo (que ayuda a nacer).

El problema es que después de esta temeraria acción (donde la mujer muere) Smith se vera en medio de una conspiración muy “twisted” que tiene varias ramificaciones.

Con la ayuda de una prostituta especializada en “fetiches lactantes” que no solo amamanta al niño, sino que apaña en todo momento, Smith descubrirá una suerte de maternidad clandestina ubicada sobre un club de metaleros que se dedica a secuestrar mujeres, embarazarlas con el semen de un importante y moribundo congresista que se quiere postular a presidente y después de todo eso, analizar las medulas de los recién nacidos para ver cual puede reemplazar la dañada medula del desalmado congresista, quien solo quiere llegar al sillón presidencial, sin importar el precio a pagar.

Imagen

Más encima, quienes montaron esta fabrica de bebés y persiguen a Smith, son unos matones ligados a la empresa de armería Smithson (o algo así) la cual se vera MUY beneficiada cuando el congresista sea presidente y permita la venta de armas a todo el mundo. ¿Me entienden? Una suerte de conspiración a nivel de Casa Blanca, muy al estilo de la serie “Prison Break”.

En este escenario se mueve la cinta, la cual puede hacer agua en cuanto a trama (aunque “algo tiene”) pero se recupera en cuanto a diversión y acción sin descanso.

Hay escenas que son disparatadas y espectaculares, los disparos de Smith y su presición quirúrgica –gracias a la zanahoria- son deliciosas. Dedos destrozados, cabezas que explotan y cigarrillos que vuelan son todo un espectáculo.

A fin de cuentas, una película humilde, llena de efectos especiales y “challa” que no contentara a los mas exigentes, pero entretendrá al vulgo 

PEACE OUT

Comments are closed.