post icon
Titulo original: D-War
Director: Hyung-rae Shim
Elenco: Jason Behr, Amanda Brooks, Robert Forster, Aimee Garcia, Chris Mulkey
Duración: 90 min.
País de origen: Corea del sur / USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota

Después del éxito arrollador de “The host” (comentada aquí), las películas de monstruos gigantes que destruyen todo a su paso pareció revivir milagrosamente; no daba para un remake de Godzilla, pero si para otra producciones orientales con la misma temática. Dentro de esa nueva camada de películas de monstruos “D-Wars” se postulaba como la mejor (ahora el puesto lo hereda “Cloverfield de J.J. Abrahams), hasta que se estreno.

La cinta comienza contándonos la leyenda que da forma a la historia. Algo no muy complicado que echa mano a los mitos orientales tan ricos en historias y creatividad. Esta vez, la historia versa sobre dos dragones (algo como Tentenvillú y Caicaivilú) que han estado en pugna desde el ocaso de la humanidad para ver quien logra su cometido. Obviamente uno de los dragones se viste de protagonista mientras que el otro las hace de malulo.

El punto es que cada 500 años nace una niña que en su vientre esconde el secreto para que la tierra se salve o bien, sea arrasada por la ira del dragón negro.

Imagen

De ahí viene el salto a la actualidad, donde conoceremos al periodista Ethan Kendrick, quien deberá reportear la historia de un misterioso hallazgo hecho en el corazón de Los Ángeles.

Lo que nadie sabe, es que Kendrick esta relacionado directamente con el suceso en cuestión, el cual es la primera manifestación del regreso de los dragones, quienes tras esperar 500 años, vienen en busca de la “elegida”, una chica llamada Sarah quien corre grave peligro.

De ahí la cinta ya no para. Muchas explosiones, efectos especiales y autos volando son el truco perfecto para mantener a los ilusos entretenidos, pero al resto…no nos engañan.

“D-Wars” es una cinta cara pero venida a menos, es una cinta ochentena en pleno Siglo 21, es una película que daba para mucho pero que se quedo corta, es todo sin ser nada y al final, caramba como se desinfla.

Imagen

Para los fanáticos “die-hard” de este tipo de cine, pues les vendrá bien una nueva cinta, para quienes gusten de los dragones también, pero si ya llevas tiempo sentado esperando el “nuevo gran batatazo”, deja pasar esta cinta. “The host” es el padre y D-Wars el bastardo.

PEACE OUT

Comments are closed.