post icon
Titulo original: Transformers
Director: Michael Bay
Elenco: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson
Duración: 143 min.
País de origen: USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota

Transformers es una mina hueca con silicona, botox, pestañas postizas, vientre plano y culo gigante: Todo imagen y cero contenido.

Una de las sagas más emblemáticas de los ochenta llega a la pantalla grande de la mano de Michael Bay, director acostumbrado a las superproducciones.

Luego de meses donde se especulo sobre cuales serian los Transformers elegidos para aparecer en la cinta, como se verían gracias a los CGI y que tal sería la trama, nos llega la película, precedida por tremendas campañas de publicidad que no hicieron más que calentar el ambiente y abrirle el apetito a fanáticos en todo el mundo.

Imagen

El gran problema –o acierto- es Michael Bay, un tipo destinado a hacer un cine rápido, hueco, sin progresión narrativa y menos desarrollo de los personajes. Un hijo de la generación MTV (a pesar de tener cuarenta y tantos) que nos da estas golosinas de sabor intenso pero corto que se olvidan tan o más rápido que lo que duran.

La trama es en si es bastante sencilla y hasta cierto punto estúpida:

Los habitantes de un planeta moribundo, andan en busca de un cubo que les permitirá restaurar la vida que antes llevaban y colonizar un nuevo planeta al que llamaran “hogar”. Obviamente ese cubo esta en la tierra y para allá se trasladan –con camas y petacas- los Autobots (buenos) seguidos por los Decepticons (malos).

Como imaginaran, la tierra se trasforma en el “battefield” de estos gigantes bonachones que no solo hacen amistad con los primeros humanos que se les cruzan, sino que adoptan los modismos, jergas y estilo de las tribus urbanas más cool (¿!)

Una vez enterados del paradero del cubo –gracias a Ebay- los dos bandos lucharan incansablemente al son de melodías entretenidas y babosas.

Imagen

El resto es básicamente Bay estirando la película hasta tenernos amarrados por más de 140 minutos.

Los efectos obviamente son buenos y todo el apartado visual es tremendo, pero si eso es un punto a favor, la cantidad irrisoria de placement del que usa y abusa la cinta, la hace horriblemente comercial y prostituta.

Chevrolet, Montain Dew, Ebay, Coca Cola y un sinfín de marcas que desfilan en la película nos muestran este concepto de publicidad 2.0 que tan mierda e invasiva me parece.

Al final, supongo que no soy el único seguidor de la serie que termino aburrido con tanta challa. Más encima, Bay y Spielberg (que hace rato dejo de ser el “rey midas”) anunciaron una secuela para mediados de 2009. Veamos si en dos años este parcito es capaz de reclutar a un buen equipo de guionistas y de paso, a un director capaz de heredar el linaje de los Transformers.

PEACE OUT

Comments are closed.