post icon
Titulo original: Delicatessen
Director: Marc Caro, Jean-Pierre Jeunet
Elenco: Pascal Benezech, Dominique Pinon, Marie-Laure Dougnac
Duración: 95 min.
País de origen: Francia
Año: 1991
nota
Artículos relacionados

“Delicatessen” es de esas películas puntuales y poco conocidas que en ciertos círculos explota y pasa de mano en mano por cuan buena es.

Una suerte de mezcla entre “La ciudad de los niños perdidos”, del mismo director y “La comunidad” de Alex de la Iglesia “Delicatessen” es una historia sobre la podredumbre humana y de o que es capaz de hacer nuestra raza con tal de procurarse tranquilidad.

La supervivencia es la consigna que mueve a un grupo de inquilinos que habitan un herrumbroso edificio en medio de una ciudad destruida por algún tipo de desastre nuclear o guerra. Lo particular de este lugar no es solo la carnicería que opera en el primer piso, sino que la carne que allí se vende es carne humana.

Pero como imaginaran, nadie quiere ser “la especialidad de la noche” por lo que la única forma de atraer a los incautos es poniendo avisos en el periódico.

Es así como llega a pedir trabajo el afable Louison, un ex payaso de circo que dejo su carrera cuando su compañero (un mono) falleció. En el edificio, Louison hará de conserje y arreglara los desperfectos que hay en este extraño lugar.

Obviamente todos saben del destino que espera al payaso, pero la única que siente diferente es Julie, hija del carnicero.

Imagen

Ella se enamora de Louison y lo único que quieres es salvarlo de su inminente destino. Armada de valor, Julie decide contactar a los trogloditas, un grupo subversivo que vive en las alcantarillas y que pacta con e mejor postor.

Julie ofrece los sacos de maíz que su padre guarda en el sótano a cambio de la libertad de Louison, quien no sabe todo lo importante que es, tanto para la comunidad como para Julie.

Jacinta recoge la cuidad estética opresiva y opresiva de “La ciudad de los niños perdidos”, la imaginación desbocada vista en Amelie también se pasea por esta cinta y los personajes derechamente bizarros son pan de cada día.

Jeunet y Caro saben contar historias y mas aun, construir personajes demasiado extraños. Cada uno encierra mas cosas de las que vemos y nada es “porque sí”.

Imagen

La película de verdad es un disparate muy bueno, una cinta surrealistas con tintes de sueño pesadillesco en el que solo queda lo peor de la humanidad. La alegría da paso a la opacidad, la hambruna y locura se apoderan del corazón de los hombres y todo se tranza, incluso las cosas que antes importaban y no tenían precio, pero aun así algo queda y quizás la verdadera “delicatessen” son Julie y Louison lejos de lo que podríamos pensar y asociar la palabra estrictamente con comida.

Excelente película, si les gusto el director, pues sigan con “Amelie” , “La ciudad de los niños perdidos” o “Alien: la resurrección”.

PEACE OUT

Comments are closed.