post icon
Titulo original: Gozu
Director: Takeshi Miike
Elenco: Hideki Sone, Shô Aikawa, Shôhei Hino
Duración: 130 min.
País de origen: Japón
Año: 2003
nota
Artículos relacionados

Con “Ichi The Killer” (comentada aquí) conocí a Takeshi Miike, un celebrado realizador japonés que se especializa en el mundo yakuza (la mafia japonesa).

Su trabajo es reconocido en el mundo entero y sus piezas destacan por la violencia extrema que suele usar, así como las perversiones sexuales que retrata en todas sus películas. De la misma forma, Miike es conocido por su humor negro y la caricaturesca impronta que deja en las escenas violentas de las cuales antes hablaba; la censura es un tema presente en su trabajo pero no por parte de el, sino por parte de los comités que tratan de recortar su obra lo más posible.

Imagen

En “Gozu” Miike cuenta una historia la mar de bizarra y surrealista, la cual esta protagonizada por Ozaki y Minami, dos yakuzas que emprenden un viaje muy extraño.

Por un lado tenemos a Minami, quien recibe la misión de matar a Ozaki. La orden viene de las altas esferas así que más le vale ejecutarla, pero es difícil hacerse cargo de Ozaki siendo que éste le salvo la vida hace un tiempo.

Ambos emprenden un viaje en el cual se supone que Minami matara a Ozaki y se deshará de su cuerpo en algún lugar aislado, pero a medida que avanzan, Osaka le confiesa a su amigo-captor, la secreta ambición de eliminar al jefe del grupo ya que éste ha dejado de lado la organización en pos de mujeres.

Antes de llevar a cabo su plan, Ozaki fallece, dejando truncas sus ambiciones y proyectos; confundido y aproblemado Minami deja el cadáver en la parte trasera del auto y se detiene en una cafetería para pensar que hacer a continuación, lo extraño sucede cuando vuelve y el cadáver ha desaparecido.

A continuación la película se vuelve disparatada. Entre las excentricidades que vemos hay una pareja de hermanos que administra un hotel: ella amamanta a todos y el es un retardado mental con la habilidad “de ver el futuro”, también esta la cafetería donde todo el personal son hombres travestidos y para rematar, esta la reencarnación de Ozaki en una mujer que…termina pariéndolo.

Imagen

Como mencionaba al principio, Miike se inspira y homenajea a Lynch en “Gozu”. ¿Saben a lo que me refiero? Simbolismo por doquier, cosas que parecen metidas o embutidas en un sándwich a punto de explotar y otras que te dejan con la boca abierta.

Entre las cosas que rescate y que da a entender el director esta la doble personalidad, la reencarnación y la mitología en la figura de Gozu (cabeza de vaca) el cual por una u otra razón me recordaba al minotauro de la mitología griega.

Lo demás son cosas que se me escapan, pero igual hay dejos de homosexualidad, incesto y locura ¿no creen?

De Miike hay una serie de películas inmensa, pero la que quiero ver hace mucho es “Audition” de la cual he recibido excelentes comentarios, espero conseguirla pronto y satisfacer mi curiosidad.

Miike es un director para espectadores avezados, la verdad es que no todos digerirán su arte y muchos lo aborrecerán; lo que es a mí, pues me gusta mucho.

PEACE OUT

Comments are closed.