post icon
Titulo original: Aliens vs. Predator: Requiem
Director: Colin & Greg Strause
Elenco: Steven Pasquale, Reiko Aylesworth, John Ortiz
Duración: 86 min.
País de origen: USA
Año: 2007
Pagina oficial

nota
Artículos relacionados

Érase una vez a mediados de los ochenta cuando el artista H.R. Giger creo la ya mítica figura de Alien para una película de terror-ficción que el director James Cameron tenia en mente. La cinta fue protagonizada por una joven Sigourney Weaver y tras su estreno, llego un éxito abrumador que termino por transformar al monstruo en un icono y a la película en toda una franquicia.

Un año más tarde fue el turno de “Predador”, dirigida por John McTiernan y protagonizada por Arnold Schwarzenegger; al igual que Alien, la película fue todo un éxito de taquilla y la pesadillesca figura creada por Stan Winston siguió apareciendo en varias películas más.

Imagen

Pero el tiempo pasó y tanto Alien como Predador perdieron protagonismo a manos de otros monstruos como Freddy, Jason, Mike o Leatherface, quienes supieron llenar las pesadillas de espectadores en todo el mundo, mucho mejor de lo que lo estaban haciendo las dos razas extraterrestres.

Pero como muy bien dicen, no hay mal que dure 100 años y con esto en mente, un grupo de productores decidieron sumarse a la fiebre de los “remake” y los “crossover” a fin de no solo resucitar ambas franquicias, sino que mezclarlas en una sola película que despertó el interés de todo el mundo, mal que mal, las dos razas más temibles de alienígenas se enfrentarían por primera vez.

Pero no todo lo que brilla es oro y la primera parte “Alien vs Predador” tuvo un discreto pasar por los cines, aunque no tan discreto como para no hacer una secuela: AVP: Réquiem.

Imagen

Ambientada en el pacifico poblado de Gunnison, Colorado, la cinta cuenta como una nave infestada por “predaliens” (que diablos es eso?!) cae a la tierra tras la sublevación de esta nueva raza que los predadores inventaron.

Lo que sigue es un predador que viaja a nuestro humilde planeta para eliminar “al” predalien (que no hace más que buscar “hosts” para propagar la especie) y asi restaurar el orden de las cosas.

Pero ni el predalien ni Wolf (nombre del predador) esperaban tanta resistencia por parte de unos pocos –pero obstinados- humanos que echan mano a un sinfín de ataques para repeler a estos bichos intrusos.

La cinta es solo un recordatorio de la frase “todo tiempo pasado fue mejor”. Alien y Predador es un pastiche de sangre, gritos y disparos sin ton ni son.

Un comentario que leí por ahí decía muy acertadamente “¿Cuándo se volvió tan ruidos el cine?”

En pocas palabras, esta película-challa es solo recomendable para chicos sub 14 que no quieren más que ver sangre, disparos y monstruos increíbles, para los demás, es una verdadera lata, un frankestein con muy buenas piezas, pero mal ensamblaje.

Espero que dejen descansar en paz a los dos monstruos y solo cuando haya una idea buena e innovadora los saquen de criogenia, por ahora, déjenlos al lado del cuerpo de Walt Disney, Ronald Reagen y Elvis.

PEACE OUT

Comments are closed.