post icon
Titulo original: El conde Dracula
Director: Jesús Franco
Elenco: Christopher Lee, Herbert Lom, Klaus Kinski, Soledad Miranda
Duración: 98 min.
País de origen: España. Italia, Alemania
Año: 1970
nota

Jonathan Harper es un abogado que viaja de Londres a Transilvania para hacer un traspaso de propiedad a nombre del conde Drácula.

Cuando llega a las aldeas aledañas –las últimas antes de subir al castillo- los lugareños se persignan al oír el nombre del conde y lo instan a no subir bajo ningún pretexto, pero al no saber a que atenerse, Jonathan decide subir y cumplir con su trabajo.

Arriba empieza lo extraño, ya que el conde en persona es quien lo recibe e instala en una habitación vieja y tétrica.

Allí, Jonathan se dará cuanta que su anfitrión es un vampiro que duerme en un ataúd, no se refleja en espejos y puede transformarse en murciélago a discreción.

Imagen

De ahí la trama salta al asilo psiquiátrico del doctor Van Helsing, donde Jonathan ha sido internado y tratado.

A los pocos días llega la prometida de Jon para ver que le ha sucedido y lo hace en compañía de su amiga Lucy Westenra, quien sucumbe rápido al llamado de ultratumba que la hace desmayarse y acercarse peligrosamente al conde Drácula, quien la utiliza y llamaba todas las noches.

Poco después llega el novio de Lucy a socorrerla. Ella ha perdido mucha sangre y quienes la rodean solo ven esos dos orificios en su cuello.

Con el paso de los días Lucry muere y se transforma en un vampiro, lo que da las claves para que el profesor Van Helsing junte las piezas del puzzle y arme una cuadrilla de hombres que irán a matar al conde.

Imagen

La cinta de Franco es una fiel adaptación del libro de Stoker y la participación de Christopher Lee como el conde es muy buena, de hecho gracias a él la cinta se sostiene y trasciende años y años (al menos para quienes nos gusta el terror).

Debo confesar que me encanto la fotografía y locaciones de la cinta; el vestuario y actores también dan esa sensación de película para “ver en la noche mientras llueve a cantaros”.

La cinta fue la tercera adaptación de la novela y siempre fue pensada como la más fiel al libro.

De la dilatada carrera de Franco (más de 160 películas) ésta destaca entre las mejores, como decía antes, la atmósfera lograda “es” la película.

A quienes les gusta el cine de terror mas antiguo y pienso que mejor, no dejen de buscar las cintas de Franco, las otras de Lee como Drácula y algunas de la casa Hammer. Toda una experiencia.

PEACE OUT

Comments are closed.