post icon
Titulo original: Mirageman
Director: Ernesto Díaz-Espinosa
Elenco: Marko Zaror, Maria Elena Swett, Ariel Mateluna
Duración: 90 mins.
País de Origen: Chile
Año: 2008
http://www.mirageman.cl/

nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados
Se han dado cuenta que “Mirageman” se presenta como el único superhéroes chileno y su nombre esta en inglés? Algo suena mal en eso y no es fácil obviarlo.
Como “Santiago Wanderers” o “Santiago Morning” al final la influencia del tío Sam se hace sentir fuerte en cada intento de “chilenizar” algo.
No estoy diciendo que le pusieran “súper wenquelao” o “valiente apumanque”, pero algo más nuestro en el nombre hubiese estado mejor.
Dicho eso vamos a comentar la segunda película de la dupla Díaz Espinosa-Zaror.

Como bien dijo el director, la idea de Mirageman era bajar el concepto del superhéroe y llevarlo a la realidad chilena.
Algo como un Peter Parker que caminase por Santiago y en vez de ser el reportero freelance de un diario, hiciese algo más “guarro” y sucio.
De ahí sale la historia de Maco, un guardia del Passapoga que después de perder a sus padres a manos de delincuentes y tener que encargarse de su hermano enfermo, decide tomar cartas en el asunto y hacer justicia con sus propias manos.
El problema es la escasez de recursos mientras que el plus radica en la cantidad de creatividad, corazón y empuje que este anónimo héroe imprime en sus tareas diarias como “Mirageman”.

La cinta tiene los elementos necesarios para ejecutar este género: una chica linda pero mala, un villano malas pulgas y la inocencia y tesón representados en el personaje de Ariel Mateluna.

Creo que lejos lo mas impresionante vuelven a ser las escenas de acción: Zaror es tremendo y su despliegue escénico es pasmoso; la forma en que domina las artes marciales y como las pone al servicio de la cámara es increíble; además esta el complemento de su amigo Ernesto Díaz quien capta todo de forma teatral-realista y a la perfección.

En resumidas cuentas “Mirageman” es una de las buenas películas chilenas de los últimos tiempos. El corazón y cojones que Díaz y Zaror muestran -desde gestionar la plata para la película, hasta montarla – termina por dejarlos a ellos como los verdaderos superhéroes que deben luchar contra la corriente a fin de lograr entretener a la gente.

Si pueden, vayan al cine antes que saquen de cartelera la cinta y cuando esto suceda, súmense a la causa eligiendo el DVD original.
La verdad es que hacer cine en Chile es de por si una tarea titánica y bastante difícil como para darle un golpe bajo al buen trabajo que hay detrás.
PEACE OUT

Comments are closed.