post icon
Titulo original: La terza madre
Director: Dario Argento
Elenco:  Asia Argento, Daria Nicolodi, Moran Atias
Duración: 98 mins.
País de Origen: Italia
Año: 2007

nota
Con “La madre de las lagrimas” el legendario Dario Argento da por finalizada su trilogía de las tres madres, la cual comenzó con Suspiria y luego Inferno (ambas comentadas aquí ).

La trilogía gira en torno a la historia de “las tres madres” la cual dice que en los albores del siglo 11, tres hermanas inventaron la brujería a orillas del mar negro.
En los años venideros, la madre de las lágrimas, la madre de los suspiros y la madre de las tinieblas recorrieron el mundo sembrando muerte y desolación a su paso.
A fines del siglo 19, las mujeres le pidieron al arquitecto E. Varelli, que diseñara y construyera tres edificios en tres lugares estratégicos del mundo. Uno en Roma, otro en Londres y el tercero en New York, a fin de poder seguir dominando las tinieblas y esparciendo maldad. 

A estas alturas del partido solo vive la madre de las tinieblas, puesto que sus dos hermanas ya han muerto.
Y es así como parte “La madre de las lágrimas”. Con dos de las madres muertas y la ultima – la peor- a punto de comenzar la segunda era de las brujas.

Como les contaba antes, las madres que vivían en New York y Londres ya han fallecido, por lo que la cinta se desarrolla en la añosa y linda Roma.
Allí vive Sarah Mandy, una estudiante de restauración de piezas arqueológicas, la cual tras abrir una urna encontrada cerca de Viterbo -la cual contenía la túnica de la madre de las lagrimas-  rompe el sello y devuelve a la vida a la tenebrosa presencia, la cual se obsesiona con matarla y empezar su dominio mundial.

En el preciso instante en que la madre queda libre, el mundo se sume en el caos y las olas de suicidios, asesinatos y accidentes se suceden con pasmosa rapidez. Todo se cae a pedazos y solo Mandy será capaz de hacer frente a la desazón que en vuelve al planeta y amenaza con terminar con todo lo que conocemos por bueno y correcto.

La cinta es bastante buena, pero me cargo que por ejemplo, apareciese el fantasma de la madre de Mandy haciendo de “coach”, me pareció un mal recurso que le quito peso a la cinta. Pero por otro lado, el suspenso, el manejo de cámara de Argento y la forma en que trato la película la ponen como un trabajo por sobre la media.

En cierta forma, la cinta es una vuelta a la raíces de Argento y su trabajo ( a pesar de oler a los años setenta y ochenta) le vuela la cabeza a las películas actuales.
Si bien el final no me gusto, el trabajo en términos generales es bueno y a mi me hizo retroceder a los tiempos de Suspiria o Inferno, o sea al los buenos tiempos.

Espero que puedan ver “La madre de las lágrimas” porque no los defraudara y terminaran buscando mas cintas del director italiano. Buen cine giallo.
PEACE OUT

Comments are closed.