post icon
Titulo original: 4 luni, 3 săptămâni şi 2 zile
Director: Cristian Mungiu
Elenco: Adi Carauleanu, Luminiţa Gheorghiu
Duración: 113 mins.
País de Origen: Rumania
Año: 2007
Festivales: Cannes
http://www.4months3weeksand2days.com/

nota
Artículos relacionados

La ola de cine europeo es alta y viene con mucha fuerza. Por ahí anda Alex de la iglesia con “Crímenes de Oxford”, el austriaco Ruzowitzky con “Los falsificadores” o José Luis Guerín y su cinta “En la ciudad de Sylvia”. Pero dentro de todo este boom, son los rumanos los que llevan la delantera con películas como “Bucarest 12:08” o “La noche del señor Lazarescu”, sin embargo, si hemos de elegir “la” película europea que mas fuerte ha pegado, debemos irnos con “4 meses, 3 semanas, 2 días” del Mungiu, ganadora de la prestigiosa palma de oro en Cannes 2007.

Otilia y Gabriela son compañeras de universidad. Corre el año 1987 y Rumania esta bajo la dictadura de Ceaucescu. Las comodidades escasean y el futuro no se ve muy prometedor. Y para hacer las cosas aun mas complicadas, Gabriela queda embarazada y nadie sabe nada del novio.
¿Qué se hace en una situación así? ¿Cuándo el poco dinero va destinado a pagar la renta y la mensualidad de la Universidad? Pues lamentablemente se aborta, o al menos así razona Gabriela.
Con la ayuda de Otilia, las chicas se ponen en contacto con un tipo que le practicara el aborto a Gabriela y les cobrara por hacerlo de manera clandestina.
El drama de las chicas se acrecienta al estar solas y toparse con un tipo frío, desalmado y derechamente hijo de puta.
Da la impresión que a pesar de que Otilia tiene novio, las dos chicas no tienen a nadie más y se apoyan de tal manera que llega a ser sobrecogedor.

La historia es casi un documental. El elenco es tan sencillo y poco pretencioso y la cámara es tan intima que da un poco de nervio estar metido con ellos mientras viven.
Lo que hace Mungiu es relatar una historia donde nada sobra. Los pocos diálogos dan paso a silencios incómodos, miradas y gestos delatores. Las dos chicas no son mas que dos jóvenes forzadas a crecer demasiado a prisa y sin freno y nosotros somos testigos presénciales de eso; estamos ahí, casi tomando la mano de Gabriela cuando le meten la sonda para realizar el aborto o bien, estamos sentados a la mesa con Otilia en el cumpleaños de la madre de su novio.

La cinta ha recibido críticas muy buenas alrededor del mundo, sin embargo, el gran desprecio vino por parte de los Oscar que la miro “por debajo del hombro”. Pero poco importo eso cuando la prestigiosa palma de oro de Cannes fue a parar a las manos de Mungiu y su elenco.
Espero comentar pronto más cine rumano y así demostrar(me) que en Rumania hay algo mas que Transilvania y el conde Drácula.
PEACE OUT

Comments are closed.