post icon
Titulo original: The chronicles of Narnia: Prince Caspian
Director: Andrew Adamson
Elenco: Ben Barnes, Georgie Henley, Skandar Keynes
Duración: 147 min.
País de Origen: USA
Año: 2008
http://disney.go.com/disneypictures/narnia/

nota
Luego de maravillarnos con “La bruja, el armario y el león” (comentado aquí ) llega el turno de la segunda película en la extensa y exitosa saga creada por C.S. Lewis.
Comparado a menudo con su amigo Tolkien, Lewis fue capaz de crear un mundo rico en imágenes, historias y personajes, cada cual mas especial y cuidado que el otro.
Compuesta por siete libros (todos comentados aquí ) la saga ha permanecido incólume y trascendente para todas las generaciones venideras, generando un sinfín de productos ad hoc y sirviendo de inspiración a muchos otros que han seguido la ruta abierta por Lewis.

Esta vez, volvemos al reino de Narnia, el cual se ha visto asolado por la mano dura e intransigente de Miraz. Un desalmado que solo quiere heredar el trono para desterrar a las criaturas mitológicas y mágicas a fin de imponer su yugo de violencia, trabajos forzados y maldad.
Lo terrible viene cuando Miraz es padre de un niño, lo cual le da la excusa perfecta para decir que el será heredero al trono.
El único “pero” es que hay que eliminar a Caspian, heredero natural a la corona del reino.

Paralelamente, los hermanos Pevensie, están en Londres viviendo una vida común y corriente.
A pesar de acordarse mucho del reino de Narnia, los muchachos han decidido abocarse a sus tareas como niños que son y de a poco ir reintegrándose el mundo real.
Sus vidas se hubiesen sumergido en la peligrosa rutina de no ser por que en Narnia, suena el cuerno que Aslán dejo en el reino, para que los lugareños llamasen a los reyes cuando estuviesen en peligro.
Es así como los muchachos son convocados para ayudar a Caspian, quien ha escapado antes que su tío Miraz lo mate y ahora el pobre se refugia entre las criaturas mágicas del reino, quienes lo ven como otro telmario, un poco distinto a los demás, pero telmario al fin y al cabo.

La lucha entre los Pevensie y Caspián contra la corte del rey Miraz es ardua y sangrienta. Solo con la ayuda de las criaturas del bosque y Aslán, los muchachos podrán restaurar la paz y el orden a Narnia, su aquejado y venido a menos reino.

La cinta es la continuación perfecta de la primera. Nos e nota cambio de director y todo se mantiene fluido y armónico.
La batalla inmensa entre los buenos y malos tiene un Peak muy bueno y la aparición de la bruja blanca y Aslán tan poco, no hacen más que contribuir a eso de que: “menos es más”.

En cuanto a lo pertinente a la trama, aquí ya se empieza a notar el gran mal que aqueja a los protagonistas y atenta contra su participación en las historias venideras: crecen y dejan de creer. Solo la pequeña Lucy es capaz e ver a león y es la única de los cuatro que un tiene capacidad de asombro y se maravilla.
Eso si, me quedo con la saga de Potter y El señor de los anillos. Me gustan más tanto en tinta como celuloide, pero eso ya es otra historia.
PEACE OUT

Comments are closed.