post icon
Titulo original: Ironman
Director: Jon Favreau
Elenco: Robert Downey jr., Gwyneth Paltrow
Duración: 126 min.
País de Origen: USA
Año: 2008
http://www.ironmanmovie.com/

nota
Entre las películas mas exitosas del verano estadounidense están obviamente las de superhéroes. Y si bien Batman se lleva una delantera abrumadora sobre su competencia mas cercana, Ironman (de DC ) ha sacado un honroso y meritorio segundo lugar el cual no solo asegura una secuela sino incluso una tercera entrega de las aventuras del multimillonario y excéntrico Tony Starks.

La historia relatada por Favreau esta muy apegada a la historia del cómic creado por Stan Lee, el cual desde su creación el año 1963, ha generado legiones de fanáticos fieles que han visto como el personaje se ha ido desarrollando y profundizando con el correr del tiempo.
Desde Red Skull hasta Mandarín, Ironman ha debido sortear encuentros y batallas memorables que han ido acrecentando su popularidad entre los fanáticos de las historietas y con el pasar del tiempo, lo han posicionado como todo un icono pop de occidente.

El imperio levantado por los Starks permite que nuestro amigo lleve una vida disipada y a lo “rockstar”. Su presencia es requerida en varias partes a la vez y sólo los compromisos más importantes parecen ser meritorios como para que Starks se digne a aparecer.
Uno de esos eventos es el lanzamiento del cohete Jericó, el cual se efectuara en plena zona de guerra en Afganistán. Hasta ahí llega el millonario, quien jamás espero ser secuestrado por una célula terrorista que lo obliga a desarrollar una replica del misil en una suerte de laboratorio-celda donde lo encierran.
Pero eso no es nada, ya que al ser secuestrado, Starks resulto tan lastimado por la explosión de un cohete, que en cautiverio le injertan una suerte de batería de autos en el pecho para que pueda sobrevivir.

Con la ayuda de otro cautivo, Starks – en su calidad de genio – construye una armadura de metal para escapar de la celda. Sin embargo, cuando logra hacerlo y llega a Estados Unidos, su visión de la vida ha cambiado tanto que decide cerrar su empresa.
Siendo el “Steve Jobs” de las armas (eso construye Stark Company ) todo el mundo se vuelve loco con la repentina noticia, a excepción de Obadiah Stane su mano derecha y confidente, quien dócilmente convence a su jefe para ponerse al mando de la empresa.

Ensimismado y bien lejos de todos (menos de su secretaria Peper Potts) Starks comienza a perfeccionar su armadura sólo para volver a Afganistán y hacerse cargo de los terroristas. Sin embargo, nunca pensó que su amigo Obadiah Stane planeaba a sus espaldas construir una armadura incluso mas poderosa que la de el, para eliminarlo.

La cinta es bastante buena. El elenco de lujo liderado por Downey jr. y Paltrow es de primerísimo nivel y le da peso a la historia.
Hasta el cansancio oí que el personaje de Starks cabía como anillo al dedo a la persona de Downey jr., famoso por su vida loca y llena de excesos, pero de ahí a compararlos me parece mucho. Sin embargo, el actor da vida a un personaje robusto y lleno de dilemas morales. Un hombre amoral que luego de estar al borde de la muerte, se centra y replantea todo lo que había hecho. El quiebre de sus paradigmas viene de la mano con la batalla que su empresa suministra y que le ha ganado el apodo del “mercader de la muerte”.
Por lo menos, su secretaria Pepper Potts es un cable a tierra que no solo le recuerda con quien debe reunirse, sino que lo hace sentir querido y le entrega algo mas que sus servicios profesionales.
Ese tema, la armadura de Iron Monger (el nombre que le dan a Obadiah Stane ) y el alcoholismo del protagonista, son hilos que dan para retomar otra cinta. Sin  embargo, el universo DC se expande peligrosamente cuando después de los créditos, aparece Samuel L Jackson dando vida a Nick Fury e invitando a Starks a ser parte de S.H.I.E.L.D., una iniciativa para proteger al país.
Tremendo update para las cintas de DC las cuales ahora tendran cohesión y coherencia entre ellas, formando el mentado universo.
PEACE OUT

Comments are closed.