post icon
Titulo original: The Mummy: Tomb of the Dragon Emperor
Director: Rob Cohen
Elenco: Brendan Fraser, Jet Li
Duración: 111 mins.
País de Origen: USA
Año: 2008
http://www.themummy.com/

nota

Después de estar enterrada por algunos años, la franquicia liderada por Brendan Fraser vuelve a sacudirse el polvo y remplaza los vendajes estropeados para salir al ruedo con la tercera parte de la famosa saga basada en el mito egipcio.

Esta vez, Fraser vuelve a encarnar al arqueólogo Rick O’Connell, quien deberá enfrentarse ni más ni menos que al temible emperador Quin, quien después de ser resucitado, jura venganza sobre la gente y el pueblo que lo sumió en un sueño sempiterno.
La historia esta tan desesperada por mostrar manejo del folklore que mezcla una barbaridad de historias, personajes y mitos tan variopintos como son, las momias, los soldados de terracota, los dragones, la resurrección y al hombre de las nieves.

En la aventura, Rick será acompañado por su hijo Alex y su esposa Evelyn, siendo lo mas divertido el casting pésimo que hicieron con Alex, quien en cualquier otra cinta podría ser el hermano menor o amigo de Fraser (casi tienen la misma edad).

Imitando a los famosos soldados de terracota, Quin despertara junto a sus corceles del averno y diez mil empleados full  time que lo ayudaran a dominar el mundo alá Pinky y Cerebro.

Las críticas que leí de la cinta fueron tan decidoras y terribles que me daba vergüenza ajena solo de pensar en lo que debe haber sentido el elenco al leer los periódicos. “Vergonzosa”, “estúpida” o “insípida” fueron algunos de los adjetivos usados por los críticos.
La verdad es que no difiero tanto de ellos, pero que mas le podemos pedir a la cinta.
Brendan Fraser es una especie de galán-torpe bien fome por lo demás, Jet Li es el malo que conjuga el ser una momia milenaria, con saber karate, transformarse en dragón y otro animal gigante que no reconocí  ¿Se entiende? Solo apta para niños de diez años.

Supongo que cuando Stephen Sommers renuncio al proyecto, empezó el declive de una momia que pide a gritos volver a la tumba hasta que todo esta fetidez se haya disipado.

A fin de cuentas, “La momia: la tumba del emperador dragón” es una cinta tipo eye-candy bastante adrenalinita pero hueca y superflua como pocas.
PEACE OUT

Comments are closed.