post icon
Titulo original: A Serious Man
Director:Joel Coen & Ethan Coen
Elenco: Michael Stuhlbarg, Richard Kind, Sari Wagner Lennick, Fred Melamed, Aaron Wolff
Duración: 105 min.
País de Origen:Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
Premios: Chapin Virtuoso Award en the Santa Barbara International Film Festival / Best Motion Picture - Comedy or Musical at the 2009 Satellite Awards /
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

Segunda y ultima noche en el Festival al aire libre de El Mercurio. (al menos para mi).

Esta vez fui a ver la nueva película de los hermanos Coen (después de “Burn after reading”) titulada “A serious man”.

La trama se desarrolla a fines de los sesenta en el pequeño pueblo de Twin Cities.

Allí vive el profesor judío Larry Gopnik. El hombre esta casado y para ser honestos, tiene una vida que pocos pueden envidiar.

Su hijo Danny esta a punto de celebrar su Bar Mitzvah, pero solo le importa fumar marihuana. Judith, su esposa, esta empecinada en conseguir el divorcio para casarse con Sy Ableman, uno de sus amigos. Además esta Sarah, la hija mayor, quien metódicamente ha estado robándole dinero para operarse la nariz.

En último lugar, pero no por eso menos conflictivo, esta Arthur (su hermano) quien hace meses vive de allegado en la casa y todo el tiempo lo dedica a un complicado modelo mental con el que pretende entenderlo todo.

Pero no solo en casa Larry experimenta problemas, puesto que en la Universidad donde trabaja, el pobre se ve enfrentado a un alumno asiático que lo trata de sobornar para que aprueba un ramo, todo esto solo a semanas que una comisión lo nombre catedrático.

“A serious man” es una película que no solo se adentra en las costumbres del pueblo judío, sino que aborda las tragedias personales de un hombre cuyo destino parece haber tomado un giro equivoco hace mucho tiempo. O más bien la reinterpretación de la historia judía centrada y enfocada en un solo tipo, quien carga con la herencia de su pueblo en una serie de eventos desafortunados y tragi-cómicos que lo van minando y marcando (aunque él nunca claudica ni tira la toalla).

La cinematografía de la cinta me gusto. Los colores, iluminación y la gran ambientación de mediados de los 60 empujan la trama. Todo hacia sentir que Larry Gopnik era desafortunado, gris y apagado. Como si esperase una tormenta que lo arrasara a el y su mala fortuna.

El humor es otro punto. Atinado, cruel y bien cargado. El cine explotaba en risas cada vez que el pobre sorteaba algún problema.
Si bien la ultima película de los hermanos Coen no es la mejor, es como siempre, un buen ejercicio cinematográfico.

De buen talante y final abrupto, recomiendo “A serious man”.
PEACE OUT

Comments are closed.