post icon
Titulo original: Accidents Happen
Director: Andrew Lancaster
Elenco: Geena Davis, Harrison Gilbertson, Sebastian Gregory, Harry Cook
Duración: 101 min.
País de Origen: Australia, Inglaterra
Año: 2010
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

Hace unos días, bien entrada la noche, me puse a ver esta película.
Como la mayoría de las veces, me deje guiar por una buena carátula y como siempre mi ojo clínico no fallo.
“Accidents Happen” es una dramedia australiana dirigida por Andrew Lancaster y protagonizada por la eterna Geena Davis.

¿Vieron Hey Arnold alguna vez? Pues esta sería la familia de Eugene, el niño con mala suerte.

La historia comienza hace ocho años, cuando la familia del entonces pequeño Bill sufre un accidente automovilístico que termina con la muerte de la hija menor y con uno de los hermanos grandes en estado vegetal.

Ese accidente fue causado por la imprudencia de Bill, quién distrajo a su padre provocando la catástrofe.
En la actualidad, Billy ha crecido (15 años) y su familia se desmanteló. Sus padres se divorciaron y su hermano mayor tiene conflictos para relacionarse.
Sin ir más lejos, el mismo Billy sigue sufriendo en carne propia los recuerdos de aquella noche y eso se traduce en una forma rara para establecer relaciones con sus pares.

Para peor (o mejor) el muchacho se ha hecho muy amigo de otro chico que lo empuja a hacer cosas locas y arriesgadas, sin embargo esta mezcla de tragedia-comedia siempre termina por invadir todas las aventuras, que van desde correr desnudos, hasta tirar una bola de bolos por el carril de los autos.

La historia es definitivamente una historia de coming of age (tal y como “The Runaways”). Y es que la transición de niño a joven-adulto es un paso que nos marca profundamente; ya sea en la escuela, con la primera novia, con alguna muerte o bien algún otro suceso que significa un antes y un después en la forma en que vemos y enfrentamos la vida.
Este proceso ha sido (y será) fuente inagotable para el cine y cualquier expresión artística, y quizás por eso este tipo de películas funciona tan bien: porque a todos nos ha pasado.

En el plano visual, me encanto la fotografía de la cinta, muy cuidada y siempre potenciando los colores vivos que tiene impresa cada escena.
En el cuanto a la trama, la familia en sí es tan disfuncional y extraña, que cada personaje engancha bastante bien con la audiencia. Desde Billy que es “el” personaje central, hasta el silencioso y raro hermanos grande o la típica chica con que se dará los primeros besos.

Buena cinta, muy recomendada.
PEACE OUT

Comments are closed.