post icon
Titulo original: Blade Runner
Director:Ridley Scott
Elenco: Harrison Ford, Sean Young, Daryl Hannah, Rutger Hauer, Edward James Olmos.
Duración: 106 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 1982
Premios: Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films, USA 2008 Mejor DVD / BAFTA Awards, BATFA Film award 1983 / Hugo Awards Best dramatic presentation 1983 / London Critics Circle Film Awards, Special achievement 1983 / Los Angeles Film Critics Association Awards, LAFCA Award 1982
Pagina oficial
nota

Ridley Scott y Harrison Ford han rozado la fama en varias cintas, pero ninguna los dejara en la historia como esta.

La trama, ambientada en un mundo lúgubre y futurista, plantea una trama sumamente compleja, con muchos matices y diatribas de carácter moral. Esta tremenda experiencia del séptimo arte tiene la virtud de que nos cuestionemos, repugnemos y temamos un futuro inminente y cierto que si bien fue gestado a principio de los locos años ochenta, no parece tan ajeno ni lejano. Las ciudades sobre pobladas, la mugre, la escases de bienes, y por sobre todo la tecnología desbocada y autónoma son cosas que ya han dejado de ser ficción para tornarse realidad. De ahí que podamos afirmar que la película no sea ciencia ficción y se acerque a pasos agigantados al drama o incluso al cine noir.

Pero metámonos de una buena vez en la historia:

Corre el año 2019 y la tecnología se ha desarrollado tanto, que ahora existen humanoides iguales a los humanos, llamados “replicas”. Sin embargo, hace un tiempo, estos robots iniciaron una revuelta que termino con varios humanos muertos, por lo que los robots fueron condenados a ser destruidos en su totalidad.

Quienes estaban a cargo del exterminio de “replicas” eran los blade runners, y ahora tiempo después de haber acabado con el ultimo robot, hay un re brote que se traduce en varios humanos muertos y un llamado desesperado a Rick Deckard, un antiguo blade runner quien goza del retiro.
Su tarea es difícil y peligrosa: deberá ubicar y destruir a los seis “replicas” que andan sueltos.
A grandes rasgos, esa es la historia que plantea “Blade Runner”.

En esta historia se abordan temas como la filosofía, la religión o las implicancias de jugar a crear “personas” a partir de la ingeniería genética (cosa que esta pasando ahora en el mundo).
No nos deja de llamar la atención lo lindos y brillantes que son los avisos publicitarios (y la tecnología). La imagen de la mujer asiática con kimono y el “drink Coca Cola” son parte del imaginario pop de mucha gente. Pero lejos de ese “glamour” de los aparatos, la gente vive abajo, en un infierno claustrofóbico y lleno de basura donde nadie respeta a nadie y el sol parece ser solo un lindo recuerdo.
Así también, el tema del control, la tolerancia cero, el dominio de las transnacionales y la paranoia que generan los policías en sus vehículos voladores van generando tensión en nosotros como espectadores y más no hunden en aquel lúgubre futuro.

Pero mas allá, es difícil no hablar del final de la película, cuando el último “replica” dice las cosas que se perderán para siempre ahora que el –último en su especie- morirá:

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”

Y ahí uno se pregunta ¿Eran culpables o solo querían ser tan humanos como nosotros?
Curiosamente a los “replica” se les descubría tras una serie de preguntas que buscaban ver que tan empáticos eran y cuanta inteligencia emocional tenían. Pero era solo cosa de ver como vivían los “humanos” para entender que los robots no eran más que un reflejo de la triste realidad. Y lejos de ser ellos los culpables, lo éramos nosotros.

En resumidas cuentas, “Blade runner” es una cinta de culto. Que no ha dejado indiferente a nadie y que desde su estreno en 1982 viene influenciando a todas las generaciones venideras. Es cosa de ver como cintas como “The Dark Knight”, “Ghost in the Shell”, “Matrix” o “El quinto elemento” se han inspirado en no solo la trama, sino la estética y todo lo que aporto al cine la película.

Mención aparte a la banda sonora compuesta por Vangelis, al cual nunca deja de acompañar la historia y camina casi como otro actor dando ambientación a todo lo que vamos viendo.

No puedo dejar de recomendárselas a todos quienes aun no la han visto y aquellos que la vieron hace años, pues que vuelvan a vivir la experiencia de “Balde Runner”.
PEACE OUT

Comments are closed.