post icon
Titulo original: Chinatown
Director: Roman Polanski
Elenco: Jack Nicholson, Faye Dunaway, John Huston
Duración: 131 min.
País de Origen: Estados Unidos.
Año: 1974
Premios: Golden Globe 1974 Mejor película, mejor actor, mejor director, mejor guión / Oscar 1974 mejor guión / BAFTA 1975 mejor actor.
nota

Vuelvo, después de mucho tiempo, a ver una de las 100 películas que debo ver antes de morir. Supongo que estoy dilatando el momento de ver la última, por eso las veo más espaciadas.

La cinta de Roman Polanski, fue nominada a 11 Oscar el año 74, cuando fue estrenada.
Ambientada en la ciudad de Los Ángeles en 1932, la historia revive los hechos que concernieron a la ciudad en aquella época y que tenían directa relación con la lucha por los derechos del agua y la tierra, asunto que dividió a la población en dos bandos.

La película esta protagonizada por Jack Nicholson, quien encarna al detective privado J.J. “Jake” Gittes.

Un día, la esposa de Hollis Mulwray –el ingeniero jefe del departamento de agua y electricidad de Los Ángeles – llega hasta la oficina de Gittes pidiendo una investigación a su esposo, de quien sospecha adulterio.

El punto es que Mulwray es “el hombre” del momento, puesto que por el pasa la decisión de construir o no una represa que representa mucho dinero para ciertos sectores de la ciudad. Sin embargo, el hombre se mantiene estoico y se niega a aprobar los permisos, en medio de abucheos y amenazas en una corte abierta sostenida para debatir el asunto.

El problema es que Gittes no se despega de Mulwray; lo sigue, le saca fotos y lo espía, todo para que unos días más tarde aparezca en su despacho la verdadera señora Mulwray y le diga a Gittes que será demandado por espiar a su marido.

El detective no da crédito a sus oídos y se da cuenta que una embaucadora se hizo pasar por la esposa de Mulwray con algún fin que ni el ni la esposa del ingeniero entienden, pero Gittes no se quedara de brazos cruzados, más ahora que se ve en medio de un problema lleno de aristas y secretos.

Sin embargo el panorama se oscurece días después, cuando el cuerpo de Mulwray aparece en una represa. La policía dice que cayo, pero su mujer dice que su marido era un excelente nadador, por lo que no se pudo haber ahogado.
La historia se complica cada vez más.

Días después, Gittes se reúne con el suegro de Mulwray. El hombre le dice que le pagara lo que sea necesario para que de con el paradero de la amante de su yerno. Algo que nadie sabía, solo él (el secreto lo mantuvo incluso para su hija).

Después de tener un affaire con Miss Mulwray, Gittes sigue a la mujer y descubre que esta esconde a una joven en la casa que compartía con su marido. Tras ser encarada, la mujer dice que aquella era la amante de su ex esposo.
Pero cuando Gittes encuentra los lentes de Mulwray botados en la casa, increpa a su ex mujer y la insta a decir la verdad ¡Fue ella quien mato a su marido y ahora a secuestrado a su amante? La mujer admite que la secuestrada es su hija y hermana, producto de una violación de padre hace muchos años.

Los dardos apuntan al yerno de Mulwray.

La película es una verdadera novela negra y Thriller psicológico llevado a la práctica. De ahí que me enganchara tan rápido.

Cabe destacarar también que la película fue la ultima que Polanski filmara en USA tras ser acusado de tener relaciones con una menor de edad.

La historia es entretenida. Esta llena de secretos que a medida que se van sabiendo, te das cuenta de cuan enredado y trásfugo era todo. Ahora, con la historia de fondo (la disputa de la tierra) me paso lo contrario, sentí que se diluía frente al drama de los personajes principales; y si bien el letiv motiv de la cinta siempre se movía entorno a la disputa de las tierras, el drama familiar era mucho más poderoso e imposible de ignorar.

Igual, como las novelas negra, la cinta deja un sabor a humo en la boca (lo que no es malo). Los personajes de verdad viven ahogándose en medio del alquitrán. Los secretos son el ingrediente perfecto y cada vez que despejemos uno, aparecerá otro más perturbador y agobiante.

Vale la pena ver “Chinatown”. Mal que mal, fue la cinta que termino de consolidar a Nicholson y marco el Peak de Polanski como director.
PEACE OUT

Comments are closed.