post icon
Titulo original: Eat, Pray, Love: One Woman's Search for Everything Across Italy, India and Indonesia
Director: Ryan Murphy
Elenco:Julia Roberts, Billy Crudup, James Franco, Javier Bardem, Viola Davis
Duración: 133 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Estoy a punto de terminar el libro en el cual está basada esta película. Debo confesar que me ha gustado bastante hasta ahora, básicamente porque presenta un quiebre en las lecturas que llevo realizando hace varios meses asociadas a mi profesión, y porque aborda temáticas “blandas” y más espirituales, con las cuales tengo una relación superficial.

La historia está protagonizada por Liz Gillbert, una escritora en sus treinta que aparentemente lo tiene todo. Se acaba de casar con un exitoso hombre al cual ama, compraron una hermosa casa en la ciudad y sus libros se venden a buen ritmo.
Sin embargo en la medida que avanza el tiempo, se da cuenta de cuan vacía y sola está, a pesar de estar rodeada siempre por muchas personas.

Decidida a dar un giro radical a su vida, Liz se divorcia y luego toma la decisión radical de embarcarse en un viaje por tres países sumamente significativos para ella: Italia, India y Bali.
Sola y decidida, la escritora llega a Italia donde se esfuerza por mantener el celibato, pero entregarse en cuerpo y alma a la exquisita comida italiana.
En India, Liz comienza a meditar y desarrollar su lado más espiritual y sensorial, allí conoce al extrovertido, carismático y deslenguado “Richard from Texas” con quien desarrolla una relación de apoyo mutuo y comprensión.
Finalmente, el periplo lleva a Liz a Bali, una isla paradisiaca y muy tranquila donde la escritora se reencuentra con Ketut, un isleño sabio y místico quien anticipo su vida (y este encuentro) hace dos años.

El viaje de Liz es algo que -pienso- todos anhelamos. La posibilidad de renunciar al trabajo, viajar por el mundo, y aprender a conocernos es algo realmente invaluable.
Y en esto la autora es muy asertiva: Cuenta sus vivencias de manera amena, tienes muchos insights entretenidos y además, tiene un timming bastante bueno, que mantiene a sus lectores a un ritmo constante y siempre fluido.

Quizás para muchos (me incluyo) la película no hace justicia al libro, que de verdad es mucho mejor, pero supongo que los directores siempre se enfrentan a esta disyuntiva de acortar y “aserruchar” docenas de hojas en pos de unos pocos minutos.
Sin embargo “Eat, pray, love” es una buena historia. Definitivamente parece ficción, pero está a la mano y puede transformarse en realidad para quienquiera de nosotros que así se lo proponga, la dificultad destá en atreverse a viajar y en la jornada, aprender a conocernos, algo por lo demás que puede ser intimidante y dificil de abordar.

“Eat, pray, love” es una buena historia. Mejor libro y discreta película. En ese orden.
PEACE OUT

Comments are closed.