post icon
Titulo original: Kokuhaku
Director: Tetsuya Nakashima
Elenco: Takako Matsu
Duración: 106 min
País de Origen: Japón
Año: 2010
Premios: Mejor película, director, guión y edición 2010 en los Film, Best 34th Japan Academy Prize
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Nunca me ha dejado de sorprender las diferencias culturales que tenemos con oriente.
Su sentido del humor, la forma en que conceptualizan el terror, la cultura del cosplay y la comida (sólo por nombrar unos pocos) son cosas que realmente me asombran cada vez que las veo.

El cine es uno de los lugares donde “más me los topo” y si bien he visto un puñado de historias muy raras, debo admitir que al final del día, son historias que me han gustado mucho más que la mayoría de las películas de este lado del charco. Sus ideas son frescas, carecen de tapujos, son creativamente poderosos y eso permite que hagan cosas intrincadas, pervertidas, bizarras e innovadoras.

“Confessions” es una cinta de “high School” con varios giros macabros y astutos que la hacen particularmente buena dentro de un subgénero de por si bueno.

Yuko Moriguchi es profesora de una escuela en Japón. Ésta será su ultima clase; ha decidido renunciar, pero antes de marcharse les cuenta a sus alumnos algo aterrador: Dos niños en la sala mataron a su hija pequeña, en venganza, ella ha envenenado sus desayunos con sangre contaminada con VIH. En meses, los dos niños morirán irreversiblemente.
El curso está en shock y los dos afectados parten corriendo al baño a vomitar, lo malo es que han pasado varios minutos desde que tomaron la leche y ya nada pueden hacer.

La película va desarrollándose bajo la perspectiva de los dos niños contaminados (uno se vuelve loco y encierra en la pieza, mientras que el otro ha dejado de hablar, pero sigue asistiendo a clases) y de la profesora. Cada personaje tiene una confesión que hacer, cada uno tiene motivaciones previas a este descalabro y cada uno oculta verdades vergonzosas.

Algo nuevo que aprendí haciendo el review, es que la cinta se enmarca dentro del subgénero del ijime, o cintas colegiales enfocadas en el bullying.
La cinta, basada en una novela homónima, explota un tema bastante delicado, que es la ignorancia de la población adolescente sobre el sida (¿contaminado por “tomar” sangre infectada?) además, de la violencia inusitada que se da en las aulas de clase.

Pero eso no es todo, el director Tetsuya Nakashima hace una obra de arte visualmente m,uy violenta y sangrienta, pero orquestada con un buen gusto, iluminación, tempo y banda sonora que la enaltecen.
Como el cine de Nakashima, aquí no hay esperanza, redención, finales felices o catarsis; pero nos quedamos pegados viendo el lado oscuro del corazón humano.
Buena cinta. Recomendada.
PEACE OUT

Comments are closed.