post icon
Titulo original: Confessions of a Teenage Drama Queen
Director: Sara Sugarman
Elenco: Lindsay Lohan, Ashley Leggat, Adam Garcia, Glenne Headly, Megan Fox
Duración: 89 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2004
Pagina oficial
nota

Ayer vi una película que hasta ahora me pregunto si debiese comentar o no. Como escribí en Twitter, me sentía viendo prácticamente Hannah Montana. Pero en la película estaba a href=”http://laveraddominicana.files.wordpress.com/2008/09/a-megan-fox-le-gusta-el-sexo.jpg”>Megan Fox y bueno, solo duraba 89 minutos.

La historia esta protagonizada por la problemática Lidsay Lohan, quien da vida a Mary Stepp o “Lola” como le gusta que la llamen.
La muchacha sueña con ser una actriz de Hollywood, vivir “la vida” y dedicarse a romper corazones y recolectar premios por todo el mundo. Sin embargo no cuenta con que su madre decide mudarse a New Jersey, junto a sus dos hermanas pequeñas.

Lola esta destrozada. Piensa que su nuevo hogar será la tumba de todos sus sueños, sin embargo desde el primer en clases logra destacar y transformarse en un referente dentro del high school.
Carla Santini. La hermosa, acaudalada y petulante ricachona que se asegura de restregar su fortuna en la cara de todo el mundo.

Ambas pelean por el rol principal en la obra abakjdw. Por un lado esta Carla quien históricamente ha tomado el papel protagónico y por otro lola, la “provinciana” (aunque sea al revés) que hará todo lo posible por conseguir el papel, quedarse con el apuesto joven tímido y de paso, hacerse popular en el competitivo mundo juvenil.

La cinta, pensando como un adolescente, igual debe ser entretenida. Tiene los típicos rollos de los jóvenes, los plot twist a los que estamos acostumbrados y varios efectos especiales medio artesanales que le dan un toque “warm”. Pero igual estas películas tienen algo que las hace pasables (más allá de Miss Fox) y no logro descubrir que es. Supongo que aborda temas ultra sensibles y relevantes para el segmento como son: autovalidarse, pertenecer y descubrir quienes somos.

A fin de cuentas, creo que no es tan “reprochable” haber visto esta película. Es superficial, es bastante típica, es liviana, pero honesta (algo que trato siempre de rescatar). No se presenta ni vende como algo más que otra cinta para adolescentes. Y eso vale.

No tengo más que decir, aparte que la vi por Megan Fox. Nunca me ha agradado Lohan.
PEACE OUT

Comments are closed.