post icon
Titulo original: Twilight
Director: Catherine Hardwicke
Elenco: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Billy Burke.
Duración: 122 mins.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2008
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

El mundo editorial estaba bastante preocupado una vez que J.K. Rowling decidió cerrar la saga de Harry Potter.
El joven mago elevo el status quo y vendió tantos libros como la Biblia (o así dicen los exagerados). A ese frenesí de lectura, se sumo la reedición de El Señor de los anillos y Las Crónicas de Narnia. Otros trataron, pero fallaron en el intento, hasta que otra mujer sin credenciales llego para salvar a los adolescentes sin lectura y deseosos de “pertenecer”.

Esa mujer se llama Stephenie Meyer y es la responsable tras este vendaval de papel y tinta que tiene a todo el mundo hablando de nuevo de los vampiros (claro esta, junto a la serie de HBO True blood).

Todo partió con “Crepúsculo”, siguió con “Luna nueva”, “Eclipse” y ahora último con “Amanecer”. Y la locura por leer los libros ha sido tal, que en todos los rankings de ficción figuran al menos tres de los cuatro libros de Meyer. De ahí a que Hollywood apareciese con una oferta irresistible no había mucho trecho.

Pero vamos a la historia (aunque imagino que ya todos la conocen).

Isabella Swan es una chica de 17 años que durante su último año en el colegio se va a vivir con su padre al pequeño pueblo de Forks, en el Estado de Washington.
El lugar es brumoso, frío y llueve mucho.
Durante la primera semana, Bella conoce a las diferentes “tribus” de alumnos y sus nuevos amigos le cuentan del grupo de Edward Cullen, un pálido y delgado muchacho que se mueve con un grupo de iguales características. Todos muy introspectivos, misteriosos y apartados del resto.

Hasta ahí llego, porque el resto hace aguas por todos lados: ella se enamora, el resulta ser un vampiro y claro, Romeo y Julieta son alpargata frente a este eterno romántico que promete amarte –literalmente- hasta la eternidad (después aparecen los licántropos A.K.A. Capuletos).

Por eso odio “Crepúsculo”. Porque no aporta nada al género. Es solo un “Corín Tellado” con vampiros que: no asustan, son amanerados, brillan como un fruitcake bajo el sol y son demasiado cool.

Basura frente a mis ojos. A diferencia de “Let the right one in” o incluso el libro “La historiadora” el cual da otra dimensión a los no muertos, pero no los hace ser una especie de Justin Timberlake melancólico y emo que solo quiere amar y tomar sopa de tomate para refrenar sus impulsos naturales.

Si tienes entre diez y dieciséis años (y eres niña) puedes enganchar,
pero cuando ya has visto ir y venir a los vampiros…entenderás.
PEACE OUT

Comments are closed.