post icon
Titulo original: When Harry Met Sally...
Director: Rob Reiner
Elenco:Billy Crystal, Meg Ryan, Carrie Fisher, Bruno Kirby
Duración: 96 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 1989
Premios: American Comedy Awards, USA, mejor actor & actriz 1990 / BAFTA Awards 1990 mejor guión / ASCAP Film and Television Music Awards 1990 mayor recaudación
Pagina oficial
nota

Probablemente, esta sea la comedia romántica “mas mejor” de los últimos tiempos.
“Cuando Harry conoció a Sally” parte bien desde el titulo, pero la forma en que esta narrada, actuada, musicalizada y maquinada, hace que sea tan dulce, recomendable, romántica, divertida y espontánea como pocas.

Llena de diálogos geniales, escenas memorables y una de las parejas más atípicas pero más sólidas que vivan en la memoria del colectivo.

La historia parte el año 1977, cuando Harry decide hacerle un favor a una amiga de su novia y llevarla en un viaje de 19 horas a New York. Esa amiga es Sally, una chica ingenua, media despistada, pero hermosa y clever.

El viaje en si resulta medio incomodo para ambos y si bien ninguno se presta mayor atención, ninguno sabe que ese es el momento en que sus vidas empezaran a redefinirse en torno al otro.

Años después, Harry se topa con Sally, quien esta emparejada con un amigo de el. Ambos conversan un poco y la chispa, lejos de encenderse, aparece apagarse al pensar ella que el sigue tan inmaduro e insoportable como siempre.

El tiempo los vuelve a distanciar y ahora que Harry viene saliendo de un divorcio y Sally de una relación larga, ambo se topan de la nada y comienzan a conversar.
Los dos ya están más maduros y esta vez deciden soportarse un poco más que unas horas. El resultado fue inesperado para ambos, ya que donde antes solo había bromas pesadas e indiferencia, empieza a nacer un amor sólido y sin paragón. Como ninguno de los dos había conocido en su vida.

Así es la película. Fresca, divertida, inteligente y muy romántica.
A mi me encanto de principio a fin. Rescato por ejemplo como se iban intercalando parejas con historias destacadas en el plano amoroso y décadas en el cuerpo como sólido testimonio de un amor inquebrantable. Linda idea.

Con el paso del tiempo, la película se ha vuelto la quintaesencia de las películas que cuando ves te hacen sentir bien. No hay mucho que pensar, solo terminas de verla y crees que todo es posible. Tu espíritu quedo arriba y tu ánimo es de los mejores.

En resumidas cuentas, “Cuando Harry conoció a Sally” tiene un lugar muy bien ganado entre las “100 películas que debes ver antes de morir”.
Puro amor.
PEACE OUT

Comments are closed.