post icon
Titulo original: Død snø
Director: Tommy Wirkola
Elenco: Charlotte Frogner, Ørjan Gamst, Stig Frode Henriksen, Vegar Hoel, Jeppe Laursen
Duración: 90 min.
País de Origen: Noruega
Año: 2009
Pagina oficial
nota




Hace tiempo que estoy ampliando mi horizonte de películas. Ya no me basta con Hollywood y ahora más que nunca me acerco a países tan “exóticos” y ajenos a mi realidad como Noruega, Suecia, Corea del Sur o Nigeria en busca de buenas historias.

“Dead snow” es claro ejemplo de esta migración. Grabada íntegramente en Noruega, la cinta toma el know-how del cine de zombies y arma una historia bastante descabellada donde los malos son más ni menos ¡un grupo de zombies nazie!

La trama es muy sencilla, pero en la simpleza radica el atractivo de la historia:
Un grupo de estudiantes de medicina se van a pasar un fin de semana a un idílico refugio en la nieve.

Sus provisiones son muchas botellas con trago, unas cajas de condones y un poco de comida.
La primera noche están todos divirtiendose a lo grande, cuando suena la puerta de la casa. Resulta que un anciano misterioso (el know how al que me refería) llega a pedirles un poco de café y de paso a contarles una historia aterradora: En plena segunda guerra mundial, los nazie tomaron esa región de noruega. No conformes con eso, violentaron y humillaron a los pobladores que desesperados veían con impotencia la violencia de los extranjeros. Sin embargo, cuando los rusos se adentraron en el país para derrotar a los alemanes, la gente vio una oportunidad para doblegar y vengarse de los ataques a los que estuvieron sometidos.

En un frenesí de sangre y mutilaciones, la gente del pueblo tomo venganza con sus propias manos dando muerte a cientos de nazie que antes de morir, escondieron su oro en diversos lugares.

Después de tomarse el café , el anciano se va y deja a los muchachos asustados. Peor aún, cuando la noche esta bien entrada y todos están medio borrachos, uno de ellos encuentra una caja con monedas y joyas, a la cual obviamente no le prestan ninguna atención.

De ahí en adelante se desataca la carnicería, puesto que los zombies nazie se levantan de su tumba para comerse a estos intrusos que osan jugar con su oro.

“Dead Snow” en una buena película. Predecible y directa, pero rebosante en buenas muertes, gran maquillaje y rica fotografía, la cual exacerba el color de la sangre y la esvástica. Pero en lineas generales no llega a ser revolucionaria ni distinta a sus pares americanas. Sin embargo la sola idea de tener a zombies nazie matando a la gente es reveladora y muy entretenida.

Eso si, en lo personal me molestan algunos baches argumentales que por muy “eye candy” que sea la película, me cuesta pasar por alto. Aunque de todas formas esta vez, la situación eso no mancho el buen rato que pasé.

Si bien “Dead Snow” no viene a renovar un genero bastante fatigado como el del terror, es una buena opción para ver con los amigos una noche de semana.
PEACE OUT

Comments are closed.