post icon
Titulo original: Desierto sur
Director: Shawn Garry
Elenco: Marta Etura, Alejandro Botto, Carolina Varleta, Héctor Noguera, Héctor Morales
Duración: 100 min.
País de Origen: Chile
Año: 2007
Pagina oficial
nota

Me acuerdo hace un buen tiempo sobre el estreno de la película. La prensa especializada no opinaba que fuera muy buena, pero casi todos destacaban las locaciones y la fotografía.

Así que ayer cuando salió la posibilidad de verla, sólo me senté para ir metiéndome en las maravillas del norte de Chile, tan árido pero lleno de lugares hermosos y sacados de una postal.

“Desierto sur” comienza su historia en España, con la muerte de la madre de Sofía, una hermosa nadadora profesional que ha dedicado su vida al deporte.
Después del deceso ella que da emocionalmente deshecha y decide renunciar al equipo. Sola y deprimida en la inmensidad de su casa, la chica descubre una carta que su madre escribió a un enigmático hombre del cual parecía estar perdidamente enamorada. El vivía en el norte de Chile, en el desierto azul.

Sofía, extrañada al principio pero convencida con el paso de las horas, decide dejar todo botado y tomar un avión para ubicar a este hombre y entregarle la carta que su madre le escribió pero nunca envío. Con ella solo lleva un bolso con las cenizas del cuerpo.

Una vez en Chile, nuestro país le muestra su cara menos amable cuando nadie la ayuda siquiera a ubicar el desierto azul y para peor, un tipo le roba sus pertenencias en pleno terminal San Borja.

Pero la voluntad de esta mujer puede más y solo parte en bus rumbo a Calama.
En el bus conocerá a Nadia, una artista ambulante que viajaba escondida en el maletero.
Ambas chicas se hacen “amigas” y comparten sus experiencias a medida que avanza el viaje.

En esta road movie, las chicas conocerán a Gustavo, un argentino que se ofrece a llevarlas.
Resulta que el tipo es dice ser un geógrafo quien viaja por la carretera por motivos profesionales.
Pero en una parada casual, las chicas descubren que es un narco que trafica entre las ciudades de Calama y Antofagasta (o antofapasta).

El viaje de Sofía es cómo la mayoría de estas situaciones, uno en el cual descubre su lugar en la vida.
Pero así como podemos predecir el cariz que tomara la historia una vez que la chica se monta en el avino, lo que sorprende y mejora la película es la fotografía de Pau Monrás, quien se encarga de hacer un trabajo tipo “NatGeo” con imágenes hermosas y muy bien cuidadas.

Sin embargo, esta película chileno-española deja pésimamente parado al país en todo lo demás: Los ladrones del centro, el trafico de droga, tiroteos y los travestis de Calama vuelven apocar todo un universo de cosas que tiene Chile y que no necesariamente son esas.

Pero así como el grueso de la película no es de lo mejor, el hermoso trabajo fotográfico de Monrás es acompañado por una gran banda sonora que en todo momento va empujando la historia cuando ésta amenaza con abandonarnos en el mar de la indiferencia.

“Desierto sur” es una película tibia. No nos entusiasmo y la mayoría de los comentarios eran sobre nuestras vacaciones en Punta de Choros, lugar que se asemejaba mucho a los paisajes que veíamos. O sea, más que Varleta o el uruguayo Botto, el gran actor secundario que junto a a española Marta Etura ayudan a la película, es el desierto: Majestuoso, único y místico.
PEACE OUT

Comments are closed.