post icon
Titulo original: The Final Destination
Director: David R. Ellis
Elenco: Bobby Campo, Shantel VanSanten, Haley Webb, Mykelti Williamson, Nick Zano.
Duración: 81 min.
País de Origen: Estados Unidos.
Año: 2008
Pagina oficial
nota

Siempre me acuerdo que la primera “Destino final”. Estaba protagonizada por el actor que dio vida a “Stan” del mítico video de Eminem donde un fanático obsesivo se creía el rapero y terminaba matando a su novia. Pero aparte eso, la trama de la película era muy entretenida y distinta al resto.

En la historia, el “plan maestro” de la muerte era descubierto por un joven que comenzaba a pensar en como podía salvar a sus amigos y de paso a el, todo mientras la parka rondaba cada noche sus vidas.

Obviamente a la película le fue bastante bien y de ahí en adelante salieron dos versiones más. En cada una la muerte se iba haciendo más cotidiana y predecible, pero con la cuarta entrega llego el 3D y todo mejoro mucho.

“Destino final 4” no difiere en nada de sus predecesoras a excepción de estar hecha para ser vista de cerca.: En tres dimensiones y con audio envolvente.

La historia se centra en cuatro amigos, de los cuales uno comienza a recibir estas premoniciones sobre como morirán.

Todo parte en las carreras de Nascar, cuando Nick (el de las premoniciones) ve como un accidente mata a casi todos los asistentes al evento. A partir de ese instante, los muchachos comenzarán una carrera para evitar que la muerte cierre el círculo y termine de matarlos en el orden pre establecido.

La verdad es que a estas películas solo le quedan dos cosas: Cuan “clever” es la muerte y cuan violento representan cada accidente.

La lata es que aquí no pana cosas “lógicas”, sino que cada muerte parte con un viento gélido que mueve objetos, activa palancas o cierra puertas, algo bastante menos elaborado a lo visto en la primera entrega.

Todo lo perdonas cuando los efectos 3D “te salpican sangre”.

Curiosamente, no hay planes para prolongar la franquicia, puesto que según sus creadores ya se ve falsa y gastada. Sabia y valiente decisión en los tiempos que corren, en los que todo lo que hace un poco de dinero tiene secuela y precuela como mínimo.

Si efectivamente este es el final de “Destino Final” me despido con mucho gusto, tras haber disfrutado de una de las franquicias más sanas y originales del ultimo tiempo (no sé que quiero decir con sana, solo me nace decirlo).

En fin, “Destino final” cierra su circulo y se despide a lo grande. Las 3 dimensiones hacen que la muerte se vea bien.
PEACE OUT

Comments are closed.