post icon
Titulo original: Jennifer's Body
Director: Karyn Kusama
Elenco: Megan Fox, Amanda Seyfried, Adam Brody, Johnny Simmons
Duración: 102 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

Después de Transformers: Rise of the Fallen, los bonos de Megan Fox subieron como espuma caliente. Su agente debe haber recibido cientos de llamados ofreciéndole papeles protagónicos a su pupila.

Lamentablemente no eligieron bien.

A pesar de que “Diabólica tentación” fue escrita por Diablo Cody (ganadora del Oscar por su guión en Juno) la cinta no logro convencer a nadie.

A mi parecer, la historia de Jennifer Check, es demasiado “naive” y hormonal como para entusiasmar a alguien que no sea un adolescente ávido de sangre y pechugas.

La trama va así
Jennifer es la chica más popular de su colegio. Todos la desean y quieren estar cerca de ella, sin embargo su mejor amiga es la típica nerd que palidece a la sombra de su “súper amiga”.
Un día –en una tocata- Jennifer se va en la van de los músicos de la banda que ahí tocaban. Después de esa noche no volvió a ser la misma.

Es más, a las horas de haber desaparecido, Jennifer (o lo que quedaba de ella) reapareció en la casa de “Needy” (su mejor amiga) pidiéndole ayuda. Pero Jennifer estaba cambiada. De partida estaba llena de sangre y a los pocos minutos de haber llegado, vomito litros de una sustancia negra y viscosa.

Nos enteramos –gracias a Jennifer- que la banda que se la llevo, era un culto satánico de locos que querían sacrificar a una virgen. Sin embargo, lo que no sabían, era que si hacían el ritual y sacrificaban a una no-virgen, transformarían a esa persona en un demonio sediento de sangre que no se detendría ante nada ni nadie.

Para sobrevivir, Jennifer deberá alimentarse de seres humanos, y para eso elige a los hombres de su high school. Tan sanos y llenos de sangre que están.

Creo que al menos para mí, la película llego demasiado tarde. Quizás la hubiese disfrutado cuando tenía 14 años (o antes).
Quizás el guión de Cody tiene buenos diálogos, pero al menos yo los pase por alto. Claramente no me gusto el “porque” Jennifer se transformaba en lo que se transformo: no era vampiro, no era supernatural, no era nada. Era solo lo que resulto de un sacrificio mal hecho.

Además, los besos lésbicos de Jennifer y Needy son un recurso muy teenage como para mejorar la película. Seguramente la escena se traduce en un MTV movie award for best kiss, pero más allá, nada.

La promesa de ver a Fox desnuda sigue reservándose para otra película de mayor calibre. Ni siquiera de eso era digna “Diabólica tentación”.
Deberemos seguir esperando al milagro.
PEACE OUT

Comments are closed.