post icon
Titulo original: The Green Hornet
Director: Michel Gondry
Elenco:Seth Rogen, Jay Chou, Christoph Waltz, Cameron Diaz
Duración: 119 minutes min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2011
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Hace varios años, cuando los súper héroes de las historietas empezaron a llegar al cine, Hollywood descubrió un santo grial difícil de ignorar.
Legiones de fanáticos devotos de Superman o Batman hacían fila para ver a sus superhéroes favoritos llevados a la pantalla grande. Todos, o la gran mayoría, llevaba años leyendo las historias, conocía los recovecos y líneas temporales para cada saga y oficiaba como embajador y defensor frente a los “no creyentes”. En resumidas cuentas, el cliente perfecto.

Hoy, en una época carente de ideas, los Superhéroes vienen a combatir los bajos ingresos de la industria y a salvarla de películas malas. Lamentablemente, como siempre se están mirando el ombligo, no se dan cuenta que casi todos cayeron en la misma categoría.

“El avispón verde” es probablemente uno de los héroes que menos ha llegado al mainstream.
Si no me equivoco, no ha estado asociado con ninguna de las dos casas editoriales más grandes de Estados Unidos (DC y Marvel) lo cual le ha dado más libertad y movilidad en circuitos underground.

Otro hecho fundamental, es que cuando se emitía la serie de televisión, el personaje de Kato era interpretado por el legendario Bruce Lee. ¿Qué significa eso? Cada vez que se hace una biografía del artista marcial, ya sea en prensa, televisión o cine, nombrar su participación en el “Avispón verde” es completamente ineludible, por lo que el cómic se ha visto tremendamente beneficiado por la publicidad ad-honorem que Bruce Lee les hizo y seguirá haciendo.

El remake, dirigido por el francés Michel Gondry y escrito por Seth Rogen, causo bastante curiosidad desde el comienzo.

La feria de Comic-On -el evento más grande e importante de los comic y la industria del entretenimiento- quería saber como estos dos personajes tan disímiles interpretarían y relanzarían la franquicia. Mal que mal, como decía antes, el Avispón verde jamás fue mainstream al nivel de Superman y siempre gozó de salud gracias a un circuito independiente que coqueteaba con lo masivo en ciertas épocas.

Pero la dupla Gondry-Rogen saco la tarea adelante y de gran forma.

Britt Reid es hijo del multimillonario James Reid, dueño del The Daily Sentinel.
El muchacho es un tiro al aire y sólo vive subsidiado gracias a los cerros de dinero que tiene su padre. Sin embargo, cuando éste fallece, él queda como heredero natural del imperio.
Ahora que está solo, Britt no tiene a nadie en quién apoyarse o confiar, sólo Kato -la mano derecha de su padre- quién era una especie de secretario-mayordomo-ayudante.
De esta inusual amistad nace lo que más tarde la prensa y opinión pública conocería como El avispón verde y su “socio”, una dupla de superhéroes anónimos decididos a erradicar el crimen de Los Ángeles.

“El avispón verde” es la película de matiné perfecta. Tiene acción a raudales, mucha adrenalina, toneladas de explosivos y acción non-stop.

Tal y cómo si fuese una historieta, la película va escalando en acción, disparos y espectacularidad, alcanzando un pináculo digno de Michael Bay (por las explosiones y efectos especiales).

No hay mucho que pensar, y si necesitas ir al baño o contestar una llamada, no se pierde gran cosa.
Probablemente “Batman” es la única cinta de superhéroes que se desmarco del resto y por eso, ha alcanzado un éxito rotundo. Profundizando la personalidad y conflictos de sus personajes, acercándose mucho más a un drama existencialista denso y oscuro, el vengador nocturno se mueve en una liga aparte. Pero para el resto -donde está “El avispón verde” – el rotulo de cinta-matiné funciona a la perfección.

Como han de imaginar, se espera una secuela protagonizada por el mismo elenco.
Supongo que hay más por contar, jamás leí la historieta, pero sí imagino cómo se puede estirar el elástico por unas cuantas películas más.
PEACE OUT

Comments are closed.